25/10/12

Coherencia

Así como creo que quienes optan por el vegetarianismo por respeto a los animales, no sólo deben evitar comerlos, sino también usar su cuero, sus plumas, lana, etc. en ropa, calzado o lo que sea, apoyo la coherencia en todos los sentidos de la vida.
El hecho de tener tan presente la discapacidad en mi vida personal, me hace estar más alerta a toda la problemática que la rodea. Hoy lo que más me ocupa es la calidad de vida de mi hijo, las herramientas de salud y rehabilitación a elegir, la educación, la inclusión. Pero también pienso en otros tipos de discapacidad, en otras etapas de la vida.
El campo laboral y la integración de las personas con discapacidad a él, es un tema que me interesa mucho.
Y así, por casualidad, como siempre suceden las cosas interesantes, me enteré de la existencia de "La rañatela", una cooperativa de trabajo que ocupa a personas con diferentes discapacidades, en trabajos reales, que les permiten obtener un logro importantísimo en lo personal, además de una retribución económica.
En la página que les dejo como enlace pueden ver la excelente calidad de los productos que hacen en la cooperativa.
Creo que esta empresa es la indicada para imprimir las notitas de Mi Campaña, no?

20/10/12

¡¡¡¡Feliz día mamás!!!

Para las mamás especiales, entre las que cuento muchas queridas amigas, comparto estas imágenes, que no son una idea mía, pero me gustaron para ponerle un poquito de humor a un día que a veces nos pone algo sensibles.

MAMÁS DE NIÑOS CON NECESIDADES ESPECIALES, dependiendo de quien las mira.

Como nos ve la sociedad:
Como nos ven nuestros hijos:
 

 
 
 
Como nos ven nuestras amigas:
 
 
 
 
 
 
Como nos ven nuestros maridos:

 
 
 
Como nos vemos nosotras:

 
 
 
 
Como realmente somos:


LUCHADORAS 100%. Es lo que hacemos todos los dìas, y lo hacemos MUY BIEN!!!!
(faltò la sonrisa en la cara)

FELIZ DIA A TODAS, todas las mamàs son especiales para sus hijos.

13/10/12

Mi campaña

Hay cosas de la discapacidad que me hacen sentir como ese hombre enfrentando los tanques en Tiananmen, se acuerdan?

No digo por la peligrosidad, sino por la desproporción de fuerzas y tamaños. Uno se siente un David pequeñito, con muchas cosas para explicar, contra una sociedad Goliat que no escucha razones porque no le interesa.
Una de esas cosas es tener que enojarme porque los lugares de estacionamiento reservados para personas con discapacidad estén ocupados por vehículos que, al menos, no tienen la oblea que los identifique como los usuarios naturales de estos espacios. Siempre puede caber la duda de que las personas ocupantes del vehículo sí tengan el derecho de usarlos, pero no tengan la oblea. Pero varias veces he visto que los usa cualquier persona, sin ningún tipo de discapacidad, dificultad motriz temporal, ni impedimento alguno. Gente común y corriente, que se alegra de encontrar un lugar bien cerquita de la puerta del lugar al que se dirigen, y a quienes el símbolo de la silla de ruedas les importa muy poco. Creo que la conciencia de estas personas debe ser mucho menos tirana que la mía, que no me deja ocupar estos sitios si no voy con Salvador en el auto, aún cuando esté haciendo un trámite para él. Si no voy con él, no me importa tener la oblea pegada en mi parabrisas, la persona con discapacidad no está conmigo, no estaciono allí.
Muchas veces he pensado en escribir una notita para los usuarios despreocupados, pero uno siempre anda con los minutos contados, no hay tiempo de esto.
Hace unos días, ví algo publicado que me vino a dar la solución a esta situación:

Es graciosa, no? Me encantó la idea de tener de estas notitas siempre a mano, para pegarlas cuando haga falta. Aunque el texto puede llegar a ser un poquito agresivo para mi gusto.
Después me enteré que un instituto de rehabilitación en Buenos Aires había hecho imprimir "multas" con el mismo sentido de estas notitas. Multando moralmente al conductor despreocupado que ocupa los estacionamientos o tapa las rampas de acceso a las veredas.
Así que decidí que voy a imprimir mis propias notas (todavía no he tenido tiempo de hacerlo), para llevarlas siempre conmigo y hacerle saber amablemente a esa persona, que su viveza criolla, puede amargarle el día a otra, aunque esta sea una dificultad menor frente a todas contra las que batallan las personas con discapacidad día a día.
Otra cosas relacionadas que se me ocurrieron y que me gustaría que me den su opinión:

  • ¿Sería bueno poner una forma de contacto (e mail, por ejemplo) para que la persona pudiera pedir disculpas y prometer no volver a hacerlo? O quizá mencionar una página web o el blog, para que pueda dimensionar cómo es la vida diaria de este a quien le complicó el día?
  • Si se mandaran a imprimir una buena cantidad de estas notitas, se podrían ofrecer a los amigos para que ellos también formen parte de la campaña. Puede ser en forma gratuita, o podrían cobrarse a precios mínimos, pero de esta forma recaudar fondos para alguna entidad que los necesite.

7/10/12

Buenas noticias para familias argentinas

Esta semana las familias que ya estamos aplicando ABR recibimos una comunicación importante. La transmito aquí para quienes estuvieran pensando en ingresar al programa, pero que aún no hayan contactado al ABR Center en Canadá, y por lo tanto no hayan sido notificados de este cambio fundamental.
Como bien saben, uno de los pocos problemas que estábamos teniendo las familias argentinas para seguir en ABR, era la realización de transferencias de dinero al exterior para aplicar al pago de la terapia. Obviamente que la administración ABR nada tiene que ver con esto, sino las restricciones de las operaciones con moneda extranjera que viene aplicando el gobierno de nuestro país, por más que esto se niegue sistemáticamente. Lo cierto es que este trámite nos ha significado a muchos padres muchos dolores de cabeza, pérdidas de tiempo, papelerío, mayores desembolsos, preocupación y no pocas lágrimas de frustración.
Para nuestro bien, tanta dificultad será ahora ahorrada, ya que la administración ABR Canadá ha decidido que la clínica que dirige el Lic. Richard Paletta en Rosario, se encargará de nuestros entrenamientos y también de los cobros, en moneda y bancos locales.
Richard fue uno de nuestros primeros entrenadores, es argentino, y hace aproximadamente un año, abrió su clínica de rehabilitación en Rosario. Aunque momentáneamente no formaba parte del plantel ABR, ha seguido en contacto con el equipo y el creador de la técnica, Leonid Blyum. Por lo tanto, entrenamientos y evaluaciones seguirán en el mismo nivel de conocimiento, profesionalidad y actualización en los avances de la terapia, que, como ya saben, se producen continuamente, porque estamos dentro de un programa de investigación en desarrollo.
Creo que al que ve esto desde fuera, le debe llamar la atención el alto nivel de preocupación de los responsables de ABR por cuidar a las familias que forman parte del programa:
"Reconocemos el coraje y la dedicación en sus esfuerzos diarios para mejorar las condiciones y calidad de vida de sus hijos"..., nos dicen en el mail.
A nosotros ya no nos asombra, ya que una de las claves de ABR es poner el foco en la familia, en los que más conocen al niño en rehabilitación. Si esa familia no está bien, poco pueden hacer por ayudar al niño.
Y lo que creo que debe llamarnos a la reflexión es pensar que los problemas argentinos, deban venir a solucionarlos los de afuera, porque de los causantes de estos problemas, nunca obtenemos respuesta.

3/10/12

Fiesta fin de año

Este lunes fue la fiesta de fin de año de la escuela de Salvi.
He tenido ya varias de estas fiestas en teatro, los 5 años de jardín de Agustín, y dos años del jardín de Salvi.
Nunca me había emocionado tanto. Es difícil describir por qué. Es difícil entender por qué.
Supongo que en las anteriores, tanto las de un hijo como el otro, fiestas de escuela común o inclusiva, el momento culminante es ver el número en que participa nuestro niño. Y estamos felices de verlo si está contento en su papel, si hace lo que tiene que hacer, si se ve bonito, con su disfraz llamativo, integrado a su grupo. Siempre es un gran momento.
Esta vez, mi primera vez de escuela especial, disfruté cada minuto de la fiesta, emocionada con cada uno de los niños. Porque en cada uno de ellos, uno sabe que estar allí, sobre el escenario actuando, es un logro especial, para ese chico, para toda su familia, y para sus maestros. Me reí a carcajadas con cada actuación, lloré a mares con la música y las luces. La producción no era de un gran despliegue tecnológico, y ni siquiera le hacía falta. Con un guión bien básico y sencillo, basado en los valores humanos, una selección de música alegre, actual y divertida, nos tuvo a todo el público enamorándonos de cada chico y sus gracias. Sin golpes bajos, sin mencionar ni siquiera una vez la discapacidad ni las diferencias. Todo positividad.
Qué llamativo ver que ni uno solo de los chicos se asustó, ni se negó a actuar a su turno, ninguno se puso a llorar, como pasa tantas veces en estas funciones. Parecía evidente que todos entendían perfectamente que esa actuación era el momento de ponerle el broche de oro a un año de trabajo, y todos lo hacían con un orgullo y una alegría inmensos.

El grupo de Salvi salía vestidos en pijamas:


 
 
Todos los niños del grupo tenían sus sillas disfrazadas de nubes:

 
 
Al principio de su acto, los nenes tenían que fingir estar durmiendo en colchonetas, no hubo forma de que Salvi se quedara acostado:



Después hicieron un bailecito con sus profes, al ritmo de "All you need is love"




 
Todos al centro para saludar al público:

 


A la salida, con la familia:





Terminé de escribir esto, lo repaso, y siento que no pude describir la emoción que sentí. Como algunas otras cosas, sólo quien lo ha vivido puede saberlo.