Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Repasando el "tema botox"

Esta semana nuestro entrenador de ABR, Gavin Broomes en su blog "One giant leap" se refirió al tema del botox y su aplicación en niños con parálisis cerebral.
Como es un tema siempre vigente, con frecuencia mencionado en los círculos de familiares de niños en esta situación por un lado, y rehabilitadores, médicos y traumatólogos por el otro, les dejo el enlace a su artículo, tan claramente explicado como siempre.
Y para mis habitués, los que no leen inglés, aquí está el enlace a lo que yo escribí en este blog, la primera vez que me referí a mi postura con este seudo tratamiento.
Como siempre, les recalco que esta es MI postura, es la decisión que tomé teniendo en cuenta toda la información que pude reunir, no por esto debe ser compartida por todo el mundo.
Lo que sí creo, es que cada quien tiene que tener acceso responsablemente a todo la información para poder tomar las decisiones a conciencia.

Relato de la erupción

Este blog se ha convertido en mi "cuaderno de anotar la vida", como los de Clara de La casa de los espíritus de Isabel Allende. Como voy anotando en él la mayoría de las grandes y pequeñas cosas que nos acontecen, sobre todo de los chicos, me sirve de consulta a mí misma, para recordar algún detalle de alimentación, enfermedad, fecha, acontecimiento, etc. Me sirvió hace unos pocos días, durante la erupción que hizo Salvador, para recordar como había sido la de agosto.
Así que aquí va para la bitácora el relato de esta última enfermedad del año (decretado ahora mismo. Cúmplase.)
Esto empezó un lunes. A la siesta, cuando fui a cambiar de ropa a Salvador, noté varias ronchitas en su cuerpo, sobre todo en la zona del abdomen. Separadas entre sí, recordaban vagamente la varicela, aunque no eran tal como yo la guardo en mi memoria. Además no tenía fiebre ni ningún otro síntoma. Llamé al consultorio del pediatra, que como siempre, tenía todos los turnos completos hasta la noche. Así…

Evaluación ABR setiembre 2012

Imagen
Hace casi dos meses que tuvimos nuestro último entrenamiento de ABR y yo todavía no he hecho ningún comentario sobre la evaluación.
En el momento es tan intenso, tan estimulante el convencimiento de que todo va fantásticamente bien, que lo esperado se cumple, que hay mucho bueno por venir, da tantas ganas de trabajar, y mucho, que es muy difícil bajar a poner los pies en la tierra y los dedos en el teclado, para traducir tanta emoción en palabras.
Creo que lo que me enreda más es que estamos en plena evolución de progresos muy importantes, y la evaluación o las fotos comparativas, no son más que eso: una foto de algo en constante movimiento. Es como que se quedan cortas.
Mejor que eso entonces, creo que un resumen del informe y las pautas con las que estamos trabajando ahora, pueden representar mejor la realidad:

Lo mejor que se vio en la evaluación:

Reducción del movimiento caótico Reducción de tensión muscularMejor segmentación y división en cuello y brazos Control cefálico emerge…

Celebración

Imagen
Hace un año la provincia de Mendoza adhería a la Ley Nacional de Discapacidad 24.901, gracias a la lucha personal de los propios interesados, durante largos años. Hoy es el momento de celebrar este logro, y de seguir unidos para que la aplicación de esta Ley sea efectiva en todo el territorio nacional. 

Proxemia hospitalaria

(U otra cara del irrespeto) Proxemia es la palabra que se utiliza para definir las distancias entre las que las personas interactúan, y cómo varían estas de acuerdo al grado de conocimiento o intimidad que haya entre ellas, situaciones, entornos, culturas, etc. ´
Más allá de las variantes personales y las propias preferencias, se pueden distinguir entre distancia pública (más de 3 metros) como la de un orador a un grupo de personas; la social (de entre 1 a 3 metros) como la que mantenemos con gente poco conocida o de trato muy ocasional, la personal (desde unos 40 centímetros hasta algo más de un metro) que se da en el ámbito laboral, reuniones y fiestas; y la íntima, (menos de 40 centímetros) que se resguarda para los más conocidos, los afectos, la familia.
A que viene toda esta cháchara de charla típica de capacitación empresarial?
Ayer tuve que ir a la guardia del hospital. Salvi tiene una erupción (exantema viral, al menos por ahora). A eso de las cuatro de la tarde le ví toda un…

Yo, unplugged

Imagen
¿En qué momento todo estuvo tan calmo y tranquilo como para que me animara a hacer esto?.
¿Cuánta seguridad respecto al estado de las cosas tengo, cómo para que apenas me enterara de una idea de mis amigas, dijera "yo también quiero", sin dudar? (tuve algún minutito de duda, cuando ya no me podía echar atrás, pero se me pasó)
¿Desde cuándo confío en que si yo no me encargo de todo, los demás pueden seguir viviendo, y encima disfrutando de todo?
Esto no tiene nada que ver con una mínima crisis, ni un darse cuenta, ni una necesidad de tomar aire, ni distancia, ni descansar de la rutina. No dije basta, ni pegué ningún grito. No me dio el "viejazo", y necesité salir a hacer algo que no tiene que ver con mi edad, ni con mi vida.
Simplemente tuve ganas de pasar más de cinco minutos con mis amigas, en lugar de vernos como siempre, a las corridas, entre una obligación y la otra. Sino tomarnos el tiempo para charlar sin parar, reirnos a carcajadas, comer sin pensar si esa c…