27/12/12

Mi 2012. Mi 2013.

La mayoría de las veces no le doy mucha importancia al cambio de año, y no hago demasiados planes para el nuevo año. Es verdad que como casi siempre coincide el inicio del año con unos días de vacaciones, siempre hay proyectos de actividades especiales, pero no pasan de los 15 o 20 días siguientes, el resto del año lo dejo librado a lo que Dios disponga, con la mejor predisposición de mi parte a que seguramente Dios dispondrá muy buenas cosas para mí y mi familia.
Tampoco me pongo mucho a pensar en el año que terminó, al fin y al cabo sólo es una fecha arbitraria y la vida continúa sin importar que día ni que mes es.
Sin embargo este 2012 tuvo en lo personal algunos hitos significativos.
Tampoco es que hice cumbre en el Aconcagua, ni soy la primera mujer en poner mis pies en Venus, nada tan grande, pero sí hice cosas que nunca había hecho, y que no me imaginaba hacer, ni las había planeado. Simplemente me salió hacerlas, y me gustó.
Esto tiene mucho que ver con empezar a relajar la sobreprotección, porque las cosas están mejor, porque mis hijos están creciendo, y un tiempito, aunque sea mínimo, va apareciendo en mis múltiples actividades para poder agregar otras cosas. Cuando me refiero a que las cosas están mejor, saben que me refiero a la epilepsia de Salvi, que después de un pico entre los 5 y los 6 años, y con un cambio mínimo en la medicación, este año nos dio un respiro importante, de esos que hacen olvidar el miedo y aumentar la confianza.
Sin presión, se han ido generando los espacios y los tiempos para hacer alguna que otra cosita interesante que me ha ido gustando. Esto de sin presión es muy importante, porque por ejemplo, no encuentro todavía el espacio para poder hacer una actividad física saludable, simplemente porque no hay una que me encante, entonces me presiono para cumplir un horario de gimnasio, y no paso de un mes y abandono. (Una materia pendiente)
Pero sí, hice, por ejemplo, un curso virtual de tecnologías web 2.0. Y duró un mes, con trabajos prácticos, exámenes, foros de participación, plazos que cumplir, etc. Y no tuve problemas, porque el tema me resultaba entretenido. Y tengo planes para más cursos el año que viene, esta vez de fotografía digital, otra cosa que he ido descubriendo que me gusta y mucho, como pasatiempo y como forma de sacar afuera mi veta artística, tan olvidada en estos últimos años.
En lo familiar, me encantó organizar una fiesta sorpresa para mi marido. Como tengo una vida social absolutamente pasiva, les dí una buena sorpresa a unos cuantos, (yo la primera), coordinando en absoluto secreto la visita de familiares lejanos, la realización de un video, la contratación del lugar y la comida, el fotógrafo y hasta una pareja de bailarines de tango.


Todavía no puedo creer que mi marido y mi cuñada, la otra homenajeada, no sospecharan nada. Debo ser buena organizando eventos secretos.

También fue este año la primera vez que desde que estoy casada y tengo hijos, dormí fuera de casa, sin ellos, y por mi propia voluntad!!!  Ya les conté de mi escapada a un spa de montaña con mis amigas. Creo que si me lo hubiera planteado dos o tres meses antes, decía que no. Por los chicos, por los horarios, los remedios, las comidas... Lo cierto es que me fui, me encantó y lo disfruté, y ellos lo pasaron perfecto sin mí.


Así que creo que cabe esperar que el 2013 traiga nuevas actividades en las que estar ocupada, ahora que parece que estoy aprendiendo a manejar mejor mi tiempo, ya que no he dejado de hacer nada de lo que hacía antes.
Por lo pronto, en mi compu, hace unos días creé una nueva carpeta: la que está rodeada con el círculo rojo.
¡Sorpresa!!!!




20/12/12

Feliz Navidad

En los días siguientes voy a estar disfrutando de tiempo en familia, con mis seres más queridos, por eso quiero saludarlos ahora, antes de la Navidad. 
Sean cristianos o no, deseo para todos que el significado de la Navidad llegue a ustedes y su entorno: la esperanza que encierra el nacimiento, la paz de la palabra cumplida, la familia como principio, el amor, la caridad.
Dios quiera que todos ustedes puedan celebrarla con sencillez y alegría, con quienes amen; con mucha paz y salud.
Recordando con cariño a quienes ya no tenemos, agradeciendo por todo lo que nos dieron.



¡FELIZ NAVIDAD!

16/12/12

El año de Agustin

Aunque uno no lo quiera, se hacen en esta época repasos de lo que pasó en el año. Pensando en lo vivido como familia, me doy cuenta que, sin dudas, el de los mayores cambios fue Agus.
De haber comenzado el año escolar con bastante mala gana, poco entusiasmo en cumplir las obligaciones, y visitando una psicóloga para asegurarnos de que alguna frustración estuviera haciéndole daño, hacia el final las cosas cambiaron mucho.
Cuando la semana pasada, me citaron para una pequeña reunión en la escuela, me preparé para alguna queja sobre su desgano y me fui pensando en cositas sobre las que yo me quería quejar.
A esta altura del año escolar, cuando ya no estaban haciendo más que actividades recreativas, los pocos alumnos que iban, de todos modos me parecía un poco tarde para todo. Lo lógico sería que, una vez comenzado el año siguiente, viéramos como se presentaba la situación y actuáramos en consecuencia.
Para mi sorpresa, la reunioncita era para darle cierre al año, para concluir que había hecho un gran cambio Agus, y que ya no notaban en él nada de frustración, bronca contenida, o imposibilidad de expresar algo que le molestara. Por el contrario, más allá de la vagancia natural de los varones de su edad con respecto a las tareas escolares, está mucho más contento, participativo, y como siempre, muy integrado a su grupo de amigos. Incluso tiene amigos en otros grados.
Por mi parte, me alegré de que el gabinete psicopedagógico de la escuela pudiera haber notado ese cambio positivo que hizo Agus este año.
Inteligente, amistoso y participativo, siempre fue, pero este año se "anotó en todo". De detestar los actos escolares, participó en dos, en uno actuando, en el otro bailando, y porque pidió hacerlo, no era obligatorio.
Decidió participar en las olimpíadas de matemática que organiza un colegio que se especializa en esto, por la insistencia de su amigo del alma, matemático como él. Ganó el 2º premio su amigo, y Agus el 4º.


Se convirtió en uno de los más asiduos de la biblioteca de la escuela, inaugurada este año, y participó en una maratón de lectura. 
Las actividades extraescolares no se quedaron atrás. Al principio del año lo anoté en inglés, pensando que quizá lo tomaría como una obligación más. Sin embargo, le gusta muchísimo, nunca quiere faltar y tuvo buenísimas calificaciones. Según él, esto es estratégico para su futuro, porque cuando quiera estudiar una carrera, si no está en el país, se va a tener que ir afuera a estudiar, más vale que sepa inglés, no má?
En setiembre conseguimos lugar para clases de natación en un lugar que nos gustaba. Tantos miedos que tenía antes de empezar (no se tiraba de cabeza, no le gustaba sumergirse, la temperatura del agua siempre tenía un pero), y en un par de clases estaba feliz de todos sus progresos, tenía nuevos amigos y adoraba a su profesora. Y los miedos, al pasado. 
Taekwondo sigue siendo su favorito, rindió cuatro exámenes de cambio de cinturón en este año, terminó con punta azul. Y tuvo oportunidad de participar en dos torneos, uno de los cuales, fue en la provincia de Córdoba, por lo tanto nos obligó a pasar el fin de semana de paseo para acompañarlo.


Ahora, ya terminadas las clases, me decía que quería empezar algún deporte (!!!!) Le expliqué que ninguna escuela de deportes empieza en diciembre, así que lo hicimos empezar escuela de verano, no sólo para que tenga alguna práctica de otros deportes y si alguno le gusta, el año que viene veamos si lo podemos sumar, sino además para que tenga algunas horas al día de actividades al aire libre y con amigos. De otra forma, es estar encerrado y jugar videojuegos, feísimo panorama.
En conclusión, creo que ha sido un gran año, de transición importante, de cambios a nivel físico (está más alto y con una hermosa espalda), a nivel emocional e intelectual.
Creo que fue este un buen informe, no demasiado baboso, no? De todos modos, no se lo puedo contar, ni mostrar, ahora que además participa en las redes sociales, esto de la madre hablando de uno es un papelón ;)



10/12/12

Creer para ver

Seguro creen que me equivoqué en el título, y que la frase correcta es "Ver para creer". Pero no. Lo que quiero decir es justamente eso: si creemos firmemente en algo, posiblemente logremos verlo. Tardará, poco o mucho. Nos costará, más o menos. Pero si seguimos firme en el camino elegido con convicción, los resultados llegarán.
Otra vez estoy hablando de ABR. De lo difícil que puede ser creer en una terapia que respete las debilidades de tu hijo con daño cerebral, y no lo invada, no lo fuerce con aparatos, no corte músculos y tendones para acomodarlos, no le inyecte veneno para lograr más elasticidad (recuerdan el botox, no? toxina botulínica, eso).
Y que a pesar de eso, de usar herramientas blandas, esfuerzo personal y respeto, logre resultados que envidiaría más de un cirujano. Y que sus resultados puedan comprobarse racionalmente, no solo con la sensación o ilusión de los familiares. Nadie dice que los padres sepan más de medicina que el médico. Pero nadie sabe más de un hijo que los padres.
En el video que les pongo a continuación pueden ver las radiografías de una niña con parálisis, a la que, como muchos otros niños, diagnostican con sub-luxación de cadera. Para esto, la rehabilitación tradicional propone la cirugía. Sus padres deciden darle la oportunidad a ABR.
Estos son los resultados logrados:


Creer para ver: sus padres confiaron y creyeron que podían lograrlo. Y lo lograron.
Mis felicitaciones a ellos, por los resultados obtenidos, pero además, por su convicción, firmeza y constancia.

3/12/12

Efemérides

Hoy, día internacional de las personas con discapacidad, día de celebración de derechos que para lograrse requirieron mucha lucha. Un día cualquiera, que exije que sigamos peleando para que cada una de las personas pueda desarrollarse al máximo de sus capacidades, llevar una vida digna y sana, integrarse en todas las actividades de la sociedad para enriquecernos mutuamente.

 
 
En Latinoamérica además, hoy se celebra el Día del Médico. A todos aquellos médicos que nos han brindado apoyo, consejo, amistad y conocimiento, mi saludo más cariñoso; especialmente los que asistieron mis embarazos, y el pediatra de mis hijos. Y mi reconocimiento a médicos que con su humildad y sabiduría han sido ejemplo para los profesionales de la salud y la gente en general: Dres. René Favaloro, Teodoro Schestakow, y Abel Albino.