31/1/13

Sorpresa y media

Ayer tuve una cita en mi obra social, para una auditoría con Salvador. De los cuatro años que hacemos ABR con él, ya hace un año y medio que la obra social debe hacerse cargo de pagarlo, de acuerdo a lo que se estableció mediante un amparo judicial. Entre otras cosas, en el amparo además se acordó que la obra social debía citarme a periódicos controles, para registrar la evolución de Salvi.
La sorpresa fue que nos citaran, porque no lo habían hecho nunca hasta ahora.
Así que allá partí, con Salvador y la notebook, donde tengo los archivos de las evaluaciones, ya que no entiendo de qué otra forma demostrar que una terapia le está resultando a alguien sin mostrar el antes y el después. Lógicamente una evaluación hoy puede certificar cómo está él hoy, su postura, su tono muscular, etc. Pero cómo saber si está mejor o peor que hace 6 meses o 4 años?
Resultó que cuando llegué a la cita con el fisiatra, éste ni siquiera sabía para qué iba yo, y nadie le había anotado la cita en su agenda.
-(Arrancamos mal)-pensé.
-Ud. está solicitando alguna órtesis?
-(Vade retro) No, para nada.
Le explico que estoy solicitando el pago semestral de la rehabilitación que hago.
-Y qué rehabilitación es?
Le explico.
Lo empieza a mirar de reojo a Salvi, que había entrado todo enojado y llorando por haberle cortado su siesta, pero que a esa altura se había calmado mirando un videito en mi teléfono.
-Ah, sí, he escuchado hablar de eso.
-(mmmmm, seguro?)
Le cuento un poco más, me hace algunas preguntas, me dice que yo debería tener informes de evaluación por escrito, donde me expliquen la evolución de Salvi.
-Si, acá los tengo- le muestro la computadora- La traje para mostrárselos.
-Y por qué nunca los presentó acá?
-Porque nunca me lo pidieron.
-(Touché)
-Tiene razón. Mire, está bien, no me los muestre ahora, mándemelos por mail.
-(Por mail???? tanta modernidad en mi obra social??? me asusta!!!!)
A esta altura, una chica que está sentada en un escritorio atrás mío, y que está super interesada en la conversación, sobre todo cuando cuento que estoy intentando traer ABR a Mendoza, me dice si le puedo mandar más información a ella, que quisiera colaborar en la difusión de la charla, para que otras familias puedan conocer esta terapia.
-(No lo puedo creer, me van a ayudar a darle difusión desde aquí dentro de la obra social??? cuando me llevó casi tres años y un amparo lograr que nos lo paguen??? Discúlpenme, pero es difícil de creer!!!)
Conclusión: el fisiatra no revisa a Salvador, nunca lo saco de su sillita, pero me voy con las direcciones de mail anotadas, para mandarles los informes, y lo de la charla introductoria.
¿Qué dicen ustedes, harán algo? Me resulta difícil de creer. Por otro lado, que toda la estructura burocrática esté armada para poner tantas trabas, no quiere decir que dentro de ella no haya personas con mentalidad positiva y la cabeza abierta como para darse cuenta que esto es algo que puede ser tan importante como para cambiarle al vida a varias personas.


24/1/13

Accesibilidad veraniega

Como en todas las otras cosas de la vida, las vacaciones con discapacidad pueden ser una experiencia placentera o complicada, dependiendo de la accesibilidad que el lugar y la gente brinden.
Habiendo elegido este año la playa argentina, sabíamos que en unos cuantos lugares, desde hace ya algunos años, existe la posibilidad de disponer de sillas anfibias en forma libre y gratuita. Por lo menos en el caso de Monte Hermoso, que es donde estuvimos, basta que alguien de la familia se acerque a un guardavidas y pida la silla. Enseguida, si es necesario se acercan hasta la calle misma con la silla, para que la persona con discapacidad pueda ser llevada por su familia por la arena sin ninguna dificultad, incluso hasta dentro del agua.




Otra cosa que resulta muy cómoda son las rampas de madera, que facilitan llevar un cochecito común o silla de ruedas, lo cual por la arena es tremendamente dificultoso. 


Muchas ciudades de la costa atlántica cuentan con estos mismos servicios, como Mar del Plata y  Villa Gesell. (Más información sobre otros balnearios, hacer click aquí)
La ciudad de Rosario, con tanto río para disfrutar, no podía quedarse atrás

Algo más para tener en cuenta, la importancia de tener los lugares de estacionamiento reservados para personas con discapacidad, y que los mismos sean respetados. Llegará el día que el resto de la humanidad entienda que no es que siempre queramos estar en el primer lugar, sino que estacionar muy lejos, realmente nos complica la vida. 
Yo, por si acaso encuentro los lugares ocupados, tengo siempre a mano mi kit de emergencias:



Por suerte, no fue necesario usarlo en las vacaciones, siempre encontramos lugar, y si estaban ocupados, todos los vehículos tenían la oblea que los habilita a usarlos.
Y para destacar, la amabilidad de todo el mundo. No sé si será que en vacaciones todos estamos más relajados y felices, pero nunca me faltó una mano y una sonrisa para ayudarme con el cochecito en la playa o en la calle. Una gran oportunidad para acumular la buena energía para todo el año, para esos días en que los trámites, la obra social, o la incomprensión o la indiferencia de la gente te hacen olvidar en un segundo la paz de las vacaciones. 

18/1/13

Actividad vs. descanso



Hay mucha actividad por aquí en estos días.
Esta semana volvimos de vacaciones, y el lunes ya tengo que ir a trabajar. Así que estos poquitos días entre una y otra cosa tuvieron que servir para volver a organizar la casa, y prepararnos para la "vida normal", de los horarios y las obligaciones.
Volvimos a hacer ABR, el 2013 todavía estaba casi sin inaugurar, ayer logré unos lastimosos veinte minutos, hoy, unos felices cuarenta. ¡Cómo se encariña uno con esta terapia! No sé si Salvador la extrañará o no, pero yo sí. Me encanta ese rato tranquilo de la siesta, con Agus en la escuela de verano, la casa calladita, y me pongo a trabajar, con el televisor sin volumen...es todo tan pacífico que la mayoría de las veces se queda dormido mientras le hago los ejercicios.
Además de la vuelta a la rutina, este enero tiene el agregado de tener que organizar la charla de ABR en Mendoza, que me tiene super activa y muy entusiasmada. Estoy muy contenta de poder poner mi granito de arena en esto. Así como escribo este blog para dar a conocer nuestra experiencia en la rehabilitación de Salvador con ABR, y que otras personas puedan conocerlo, existiendo ahora la posibilidad de tener entrenamientos en nuestra propia ciudad, siento que se le puede facilitar el acceso a muchos.

11/1/13

Un cumpleaños único

El 7 de enero Salvador cumplió 7 años.
Estas son algunas fotos del festejo que hicimos aprovechando los días de playa:



Todo listo para la fiesta: golosinas, globos, cotillón...que no falte nada!!!


De la riquísima torta que hice sólo se ve la vela!!! (No se puede exigir tanto a la repostera, tan lejos de su casa y su cocina ;)




La infaltable piñata.



Suerte que nos prestaron esta carpa grande, donde nos pudimos refugiar todos cuando el vientito playero se puso demasiado fresco.


En el día de su cumpleaños,además, comencé por mail, entre mis contactos, una campaña de difusión para promover la charla informativa que ABR hará en Mendoza en el mes de marzo, con la intención de formar un grupo estable de familias de la zona, para que podamos tener nuestros entrenamientos aquí, sin tener que viajar. 
En homenaje a Salvador, y por otras personas como él, para que acceder a una mejor calidad de vida, sea un poquito más accesible. 

2/1/13

Nueva página

Para arrancar el año ocupada, esta mañana, entre otras cositas, preparé mis dos primeros cartelitos para poner en los autos que ocupan los estacionamientos reservados para personas con discapacidad, sin oblea habilitante.
Para que se puedan sumar a la campaña, los subí a una nueva página de este blog, (la pueden ver allí en las pestañas de la parte superior) con el nombre de "Estacionamiento reservado". Pueden guardar estos carteles en su computadora y modificarlos si lo desean, para llevarlos y dejárselos a los mal estacionados. Ya sea los que ocupan un lugar reservado, como los que bloquean rampas de acceso, dificultando el tránsito de las sillas de ruedas.
Esta página tiene habilitada la opción de dejar comentarios, para aquel conductor distraído que estacionó mal, encontró un cartel en su parabrisas, y se siente con deseos de dejar una disculpa.
¿Qué dicen ustedes? ¿Alguien se disculpará?