27/3/13

Regalo colchoneta

Único dueño.

Poco uso: 




Cada vez menos uso.


Si una imagen vale más que mil palabras, valgan estas tres muestras para graficar las habilidades adquiridas en el último tiempo. Todo comienza con él acostado en la colchoneta, boca arriba, casi siempre viendo la tele. Pero al rato, ya se escapó, y está en el piso duro y frío (todavía no tan frío por suerte), intentando sentarse o boca abajo, sobre sus antebrazos, como en la última foto.
Una demostración más de lo que vimos en la última evaluación ABR, hace unos días: mucha seguridad, mayor estabilidad en postura sentado, su tronco y sus brazos permiten estos movimientos exploratorios tan interesantes.
A trabajar ahora, y mucho, en cadera y piernas para seguir empujando este milagro. 

19/3/13

Opiniones profesionales poco profesionales

The "business" of healthcare is not always aligned with good healthcare. When "turning a profit" takes precedent, or people getting better is bad for business...then we are caught in a philosophical conundrum. The true answer is that good health IS good business because it is the one thing that is priceless...and therefore desired by everyone.

 El "negocio" de la salud no siempre se alinea con una buena atención médica. Cuando "obtener ganancias" tiene prioridad, que las personas mejoren es malo para el negocio ... entonces estamos atrapados en un dilema filosófico. La verdadera respuesta es que la buena salud es un buen negocio, ya que es la única cosa que no tiene precio ... y por lo tanto, deseada por todos.

Ayer me contaron algo que me molestó mucho, por el daño que puede causar. Aunque otras veces he tenido referencias de otros padres, esta vez fue más cercana, y por eso creo que  me tocó en forma más personal.
Resulta ser que una compañera de trabajo que estuvo muy atenta a toda la campaña de difusión que hice para la charla ABR en Mendoza, le contó de esta terapia a una amiga suya, mamá de un niño con discapacidad motriz. Esta mamá, por motivos personales, no podía ir a la charla, pero, interesada en el tema, se lo comentó a la kinesióloga que atiende a su hijo. Sin ningún empacho, esta profesional le dijo que tenía tres pacientes que hacían ABR, que los resultados que obtenían eran mínimos, que le molestaba que la charla y entrenamientos fueran dirigidos a los padres y que no hubiera capacitaciones para kinesiólogos.
Empezando por la mentira de tener 3 pacientes haciendo ABR: en Mendoza habíamos 4 familias activas, dos que vivimos en la capital, las otras dos a más de 200km. De las de la capital, una somos nosotros, quienes NO hacemos atender a Salvador con esta mujer. ¿Se entiende la cuenta? Es imposible que tenga tres pacientes que hacen ABR.
Aclarado este punto, cuál es el motivo para decir que evolucionan muy poco? Si es obvio que no conoce a ninguno, por qué decirle eso a una madre o padre que está haciendo esta consulta? Evidentemente hay algún interés personal en que estos papás no sigan adelante en su búsqueda de otra terapia.
Si su molestia es porque ABR está centrado en los padres como proveedores del tratamiento, y en que no hay capacitaciones para kinesiólogos, demuestra que no tuvo un interés genuino en conocer sobre esto, porque si así hubiera sido y hubiera consultado donde debía, se hubiera enterado que está en los planes de ABR-REB Argentina capacitar profesionales, tanto como para que cuenten con una herramienta más dentro de sus conocimientos, como para que puedan servirnos a los padres de guía y apoyo.
Este post está principalmente dirigido a los padres que recién comienzan a buscar para sus hijos, aportes que no han encontrado en la rehabilitación tradicional, para que no se desalienten ante comentarios como este que les conté. Por supuesto que los padres necesitamos asesoramiento profesional, porque la gran mayoría de nosotros no somos médicos ni terapistas, pero tenemos que ver bien las motivaciones que tiene quien nos asesora, qué conocimiento tiene del tema, cuál es su experiencia, y más importante aún, qué clase de persona es.

13/3/13

Misión cumplida


Como ya bien saben, el fin de semana que pasó, se realizó en Mendoza, la primer charla introductoria sobre ABR. Este post es para contarles que todo salió maravillosamente bien, que tuvimos mucho más público del que esperábamos y que la sensación general de todos nosotros es de gran satisfacción.
Tuvimos la visita del Lic. Richard Paletta, profesional autorizado por ABR Canadá para capacitar a las familias en esta parte del mundo, y de Adriana Pellejero, encargada de la parte administrativa. 
Por si es necesario aclararlo, quiero que sepan que mi gran motivación para colaborar en la organización de esta charla es que otras familias que vivan por aquí puedan saber, en primer lugar que esta técnica existe, y además, que es una opción diferente para tratar a sus hijos con dificultades motrices debidas a daños cerebrales, que tiene numerosas ventajas respecto a los tratamientos convencionales, que es accesible en lo económico, que hay obras sociales que cubren esta terapia...
La decisión de los padres de adoptar este tratamiento, dependerá pura y exclusivamente de ellos, pero yo, estando tan satisfecha como estoy con los resultados obtenidos en la rehabilitación de Salvador, me siento en la obligación de difundirla. Es todo cuanto me mueve. Darla a conocer, y, si es posible, acercarla, hacerla más accesible. Por eso esta primera charla tenía como objetivo secundario a la difusión, la intención de formar un grupo de familias locales, que podamos recibir evaluaciones y entrenamientos aquí en Mendoza. 
Y ahora, ya realizada la charla y un taller intensivo para nuevas familias, creemos que esto será posible. Que en unos pocos meses, ya tendremos estos entrenamientos, lo cual tiene mucho sabor a objetivo cumplido. 



Yo sólo tuve el papel de la necesaria "conexión local": dar toda la difusión posible, hacer reservas de pasajes y estadías, buscar un espacio físico adecuado, pero esto no se hubiera podido concretar sin la suma de muchísimos colaboradores. 
Viejos amigos que nos obsequian con un muy buen descuento en el alojamiento, para que nuestros visitantes se encuentren cómodos. La presidente del Círculo de Kinesiólogos de Mendoza, a quien contacté sólo para avisarle de la charla, por si le interesaba, y sin dudarlo un segundo, nos abrió las puertas de la sede, cediéndonos el uso por todo el fin de semana, sin restricciones, haciéndonos sentir en casa. 
Todos los amigos, y los amigos de los amigos que nos apoyaron en las redes sociales, re enviando, compartiendo, poniendo "me gusta".
A las que me ayudaron con sus contactos en diferentes medios de prensa, porque las publicaciones fueron lo más difícil de lograr. Nos ayudaron mucho varias revistas departamentales, que se hicieron eco sin demora. 
Luego tuvimos nuestra primera nota personal, en un diario digital. Que fue muy linda, con fotos en casa, y con mucha calidez, con toda la información necesaria. Y un lindo recuerdo para siempre para nosotros. 
Llegar a los medios más grandes, costó un poquito más, pero en la última semana logramos una nota en radio y en otro diario on line, que tuvo muchísima  repercusión. Gran parte de los asistentes a la charla que llegaron a último momento, fueron gracias a esta nota. 
Otro de los diarios grandes de la provincia publicó una nota hoy, ya pasada la charla, pero de todos modos sirve a los fines de la difusión del método. (Ya tuve consultas gracias a esta nota, también).
En fin, la bola de nieve  ya está rodando, la información está publicada, hay familias que asistieron a la charla comentando lo que oyeron, pensando, investigando, consultando. Y hay familias que ya están comenzando a trabajar la técnica con sus hijos, llenos de expectativas. 
Aquello que se nos ocurrió a Johana, la mamá de Benjamín, y a mí, sentadas en la sala de espera del hospital hace unos meses, ya es realidad. Y dentro de poco, seremos más los que tenemos para contarles a otros papás, que una mejor calidad de vida para sus hijos, es posible. 



6/3/13

Todo listo

Mi intención hoy era contarles, tranquilo y pausado, cómo fue que se gestó esto de ABR Mendoza. Como de una idea se llegó a algo concreto. El paso a paso. Y aprovechar para agradecer a todos los que nos ayudaron de mil formas.
Sin embargo estoy muy atareada con todos los detalles, y, para qué ocultarlo, muy ansiosa. Tengo miedo de olvidar a alguien en los agradecimientos, mejor voy haciendo una lista despacito, y se los cuento cuando esté segura de cumplir con todos.
Ahora sólo les dejo un recordatorio a los dos eventos de este fin de semana, aquí, sí aquí mismo en Mendoza!!!(me lo podré terminar de creer????)



                      ¡¡¡¡¡Los esperamos!!!!!