28/12/09

Fin de semana de Navidad

Como las imágenes valen más que mil palabras, un resumen del fin de semana de Navidad en imágenes: diversión con mucho calor, aprovechando que por estas latitudes Papá Noel regala muchas cosas para jugar con agua o en el agua, el cumpleaños de Leandro, mi sobrino, mucho divertirse y descansar.






















Y, para ponerle la frutilla a la torta, otro grupito de imágenes, esta vez, comparativas. A esta altura, ya podría robarle a Sonia la hermosa canción de la hamaca, de tantas fotos de hamacas que he puesto. Como todos se darán cuenta es uno de los juegos favoritos de mi hijo, así que hemos probado todas cuantas están a nuestro alcance. Y ahora, cada vez que lo hamacamos en alguna, le sacamos una foto, para comparar. La primera fotito es de los últimos días de marzo. La otra serie, de este fin de semana. Sin palabras. Los cambios posturales saltan a la vista. Y eso que el columpio en cuestión está bien lejos de ser anatómicamente recomendable, o al menos mínimamente cómodo.
Nada más que decir, 2009 fue un año excelente, no hay forma de terminarlo mejor.
Marzo 2009
Diciembre 2009



(Espero que no haya comentarios sobre mi pelo: corría viento!!!!)

21/12/09

El pesebre

Y, por suerte, todo salió perfecto. Agus estuvo un poco tímido y no se mandó ninguno de sus inoportunos discursos, sólo cumplió con su papel al pie de la letra. Estaba emocionado, con mucha expectativa después de los ensayos y los preparativos. Creo que no nos imaginábamos lo bonito que podía llegar a ser, pero las chicas (las mamás) se esmeraron muchísimo con la producción: micrófonos, el relato musicalizado, la iluminación, y los efectos especiales. La sorpresa de la estrella de Belén cruzando el cielo se llevó todos los aplausos.
Y la dueña de casa, Catita, se pasó. No sólo fue la de la idea de armar un pesebre con todos los niños de nuestra calle. También abrió con toda generosidad las puertas de su casa para que lo armáramos en su patio hermoso, a pesar de que insistimos en que era un abuso. Es que son muchos niños!!! Más todos los emocionados papis y algunos abuelos. Pero ella no aflojó, y la verdad, tuvo razón, el lugar era ideal para montar la escenografía sencilla, y todos ayudaron para que quedara tan maravilloso como quedó. Algunas mamás con la organización y coordinación de los grupos de actores, los papás a cargo de la parte técnica, otras madres ayudamos a armar sencillos trajes y a memorizar los textos que decía cada uno.
Pero creo que lo fundamental era rescatar para los chicos y familias lo que Catita quería: que recordáramos y viviéramos todos juntos el verdadero sentido de la Navidad, el valor de la esperanza. Entender que hasta en el lugar más humilde y sencillo es posible que ocurra el más grande de todos los milagros.



La previa (en casa)


Backstage: los Reyes con los regalos



Gaspar (Agus) entrega el incienso



La dueña de casa con algunos de los actores (eran más de 20!!!)


Salvi, como siempre, disfrutando a full!


Mención especial para Salvi: era el único espectador que gritaba feliz todo el tiempo, los demás lagrimeando como siempre...







19/12/09

Felicidades!

Todavía falta para las fiestas y las vacaciones, pero estamos a mil, corriendo cada día con más trabajo y ocupaciones. Falta tiempo para todo. Se agregan más y más cosas para hacer, preparativos, ensayos, etc. Hay días que tengo en mente escribir sobre algo, pero no alcanzo, así que pido mil disculpas, pero probablemente esté un poco ausente en los días próximos. Hay cosas que no puedo dejar de hacer, como ABR o ir a la pileta con Agus, por lo que el blog queda para otros momentos.
Por eso, antes de que se me haga tarde les dejo mis mejores deseos para todos los que nos acompañan desde la lectura, para que disfruten de hermosas fiestas y tengan un excelente 2010, y muchas gracias por estar!
Y que todos podamos en el próximo año disfrutar de momentos tan lindos como éstos:
(presionar play para ver)


¡¡¡¡¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!!!!!!

17/12/09

Los cambios

Sobre lo que escribía ayer, en el post de las 700 horas, sobre que uno ve los cambios repentinamente, al ver que Salvi puede hacer algo que no se nos hubiera ocurrido hace un tiempo, aquí hay una muestra.


Anoche se inauguraba la placita del barrio, y fuimos, con Salvi en brazos, porque el cochecito estaba en la casa de mi mamá. En realidad pensaba que podía tenerlo un rato y después nos volvíamos, pero la fiesta estaba entretenida y me empecé a cansar, está cada vez más pesado (todavía me duelen un poco los brazos). En eso ví que unos amigos habían llevado una sillita para su hija, muchos vecinos habían hecho lo mismo, acercando sus propios asientos a los oficiales, que había llevado la municipalidad. La niña dueña de la silla estaba muy entretenida corriendo entre todos los chicos que se habían juntado, así que me la ofrecieron para Salvi, y yo, muy aliviada, pensé en usarla unos minutitos para descansar. Y mírenlo. Quedó espectacular, en primera fila para ver el espectáculo, los discursos (habló su papá, ejem). Al principio me quedé en cuclillas, pegadita a él, pero después me fui relajando. En ningún momento lo sentí inestable o inseguro.







Muestra con movimiento, para que vean que no hay manos que lo sujeten. (Ves Sonia: no hay photoshop posible!!!)



video

Lo importante aquí:
Salvi no tiene una sillita de este tipo, por lo que no está acostumbrado ni familiarizado, sin embargo no pierde el control de su cuerpo, su equilibrio, ni el control de cabeza. Esta es la GRAN diferencia. Según lo que yo voy viendo en mi hijo, ABR no entrena el cuerpo para un movimiento o habilidad específicos, sino que al mejorar profundamente la estructura, logra que el cuerpo tenga posturas, tono y fuerza en sus distintas partes como para lograr estas cosas (sentarse, usar los miembros, sostener la cabeza, etc.), aunque el ambiente sea completamente desconocido (la silla, el lugar, el ruido, el ámbito).
Igualito a lo que hace cualquier niño "normal".

No es hermoso tener pequeñas sorpresitas como ésta?

15/12/09

700 horas de ABR

700 horas de ABR. Resumen de lo bueno y lo malo.

Lo bueno.
  • No estoy tan cansada como pensé que podría estar a esta altura del año. Estoy más que feliz con los resultados, ojalá hubiera podido hacer más horas, pero entiendo que eso es todo lo que puedo. Actualmente soy la única que hace ABR, pero tengo ayuda de mi marido en otras cosas para que yo pueda hacerlo. No me molesta dejar de hacer otras cosas por esta rutina de intentar cada día llegar a las tres horas. En realidad creo que es el tipo de terapia ideal para mí: dedicación, paz, flexibilidad de horarios. No me cuesta dejar una salida o una juntada, si no es algo muy, pero muy importante, prefiero estar en casa, con mi ritual: almuerzo, hacer dormir a Salvi, prepararme un matecito, acomodar cerca libros, control remoto de la radio, almohadones, algún bocadito, y a trabajar, feliz. Así, si todo sale bien, hago 1 hora y media (2 ejercicios), o 3 horas 15 (3 ejercicios). El resto queda para la tarde, luego de la merienda.

  • Lo mejor son los resultados. A esta altura los noto en casos inesperados, como ayer, que tuve que traer a Salvi a casa desde lo de mi mamá y no tenía en mi auto la butaca para él. Ir a casa a buscarla me iba a demorar demasiado, así que lo acomodé en el asiento trasero, con un almohadón de cada lado y el cinturón de seguridad común, del auto. Vino perfecto, tranquilo, mirando hacia arriba para poder ver algo por la ventanilla. Cuando se empezó a inclinar de más, muy cómodo, contra el almohadón, bastó que le dijera "Salvi, más derechito, enderazate" y listo, se acomodó solito. Por supuesto que esto no es para nada aconsejable, pero es un tramo corto (unos diez minutos), y una excepción.


  • Los cambios físicos más notables los veo en el cuello completo, el trapecio, la espalda (llena de músculos!!!). Ese cuello hermoso, largo, musculoso, posibilita un control cefálico de maravilla, que lo hace tener su cabeza derechita, poder atender todo lo que pasa, comer bien sentado, etc. Su postura sentado solito sigue mejorando, puede jugar con más equilibrio en el piso, aumentan sus reacciones de equilibrarse con las manitos.

  • Come mejor, con más pedacitos, sin ahogarse. Come más cantidad.

  • Ha estado más sano. Menos respiratorias durante el invierno. Menos estreñimiento.

  • Juego más rico, mejor uso de las manos.

Lo malo.

Ja, ja, de verdad creyeron que iba a poner algo en este rubro?

11/12/09

Promo 2009 at OneTrueMedia.com


Se terminó.

Fin del jardín y vacaciones para Agus.

Atras se quedaron:

actividades-de-adaptación día-de-los-jardines de infantes carita-feliz merienda-especial cuaderno-de-comunicaciones elegimos-mejor-compañero salita-de 1, 2, 3.... semana-de-la-familia día-de-los-abuelos las-seños el-duende-del-jardín las-"lunitas/estrellitas/solcitos" informe-de-progreso firmar-autorización-para-salida

Tantas frases que aprendimos, algunas las seguiremos usando, otras no. Señal de que el tiempo pasa y todos hemos crecido un poquito. Los grandes, como siempre, siguiendole el paso a nuestros chiquitos.

El año que viene a la "escuela grande". Lindo desafío.

5/12/09

Peligra un pesebre viviente

Breve explicación cómo para que se entienda mejor cómo me sentí, cuando sucedió la que cuento después:
Nuestra formación es cristiana, católica para ser más precisos, sin fanatismos. De niños recibimos los sacramentos, fuimos a la iglesia esporádicamente. Con los años nos cuestionamos algunas cosas, sobre todo sobre quienes representan a la iglesia, y pasamos por diferentes etapas: algún enojo, indiferencia, rebeldía, etc. Más adelante, cuando tuvimos que pasar por etapas tan fuertes y marcadoras como el nacimiento de Salvador, muchos aspectos de nuestra espiritualidad se vieron muy reforzados. No específicamente lo religioso, lo ritual católico, hablo de la Fe. Hay que ser muy duro para no ver que realmente las oraciones, los buenos pensamientos, las cadenas de oración, las buenas acciones y el positivismo de mucha gente hizo un gran trabajo. Más adelante hemos seguido profundizando algunas búsquedas personales, y hoy puedo decir, a nivel estrictamente personal, que la búsqueda nunca va a terminar, está en la esencia del ser humano. Como muchos, creo que estoy todavía construyendo mi propia religión, con mi base cristiana, y aportes espiritualistas diversos pero de similar esencia, algunos innatos, que están en mi forma de ser, como la resiliencia; otros que me llegaron como ayuda en el momento difícil, como el Reiki; otros que llegaron más adelante, como Deepak Chopra (aunque no lo comparta en la totalidad), El Secreto (Rhonda Byrne) y para el futuro muy próximo quiero leer El Método, de Lita Donoso y profundizar ciencia noética. Todo se trata de lo mismo, y en lo que creo firmemente: sanación (física y mental) a través de la psicología positiva, ley de atracción, etc.
Pienso que cada creencia o ritual puede aportarnos algo positivo y eso es lo que trato de rescatar, principalmente del cristianismo, porque es en lo que he sido criada, pero no niego ni rechazo ninguna creencia de otras personas, sobre todo porque en su gran mayoría todas las religiones se basan en lo mismo: amor, respeto, ayuda.
Por eso cuando llegan fechas especiales como la Navidad, me gusta recuperar lo que en esencia tienen para aportarnos, un momento de paz para reflexionar, con toda la simbología del nacimiento, la esperanza, la promesa del cambio. Me gusta una celebración con comida sencilla y en familia, sin poner el acento en lo glamoroso, en lo material o en los regalos. Detesto la pirotecnia, no veo qué es lo que tiene que ver con la Navidad. Este año, gracias a mi amiga Nidia, tenemos un calendario de Adviento, con pequeñas acciones diarias para ir preparándonos espiritualmente: un pequeño sacrificio, una oración por alguien que lo necesite, sonreir, reconocer los méritos de otro, perdonar, etc.
(Dije que iba a ser breve? Perdón, no se puede resumir tanto, o no se entiende)
Bueno, el hecho es que esta semana tocó el timbre una vecina que no conozco demasiado, en realidad era la primera vez que hablaba con ella. Es la única señora mayor en toda nuestra cuadra, de familias jóvenes (me incluyo, me incluyo!), todos con niños en escuela primaria. A la buena señora se le ocurrió la idea de armar un pesebre viviente con todos los niños de la cuadra que quisieran participar. Me pareció buena idea, pero, conociendo el paño, antes de aceptar le pregunté a Agus, delante de la señora. Nos miró un segundo, encogió un hombro y dijo "Bueno", sin darle mayor importancia. Y entonces lo ví, que se venía con una de las suyas:
-Pero les aclaro una cosa-dijo, levantando un dedo amenazante-"el diablo existe".
La miré de reojo a Catita, que así se llama la señora, por si salía corriendo, pero seguía allí, la sonrisa un poco congelada.
-Estos chicos ven muchos dibujitos...-empecé a explicar.
-Mamá!-me gritó, sin dejarme seguir-Te lo digo de verdad, no eran dibujitos, lo vi en el Discovery Channel, van a dar un programa explicando del ángel que se arrepintió de ser ángel y todo eso. Es verdad. Existe lo bueno y existe lo malo.
Mi hijo, que aparentemente es tan vivo, cuándo aprenderá que, a veces, cerrar la boca es lo más inteligente que se puede hacer?
Me dejó tratando de hacer que Catita no se preocupara porque su pesebre se pudiera arruinar, mientras él se iba a comprar golosinas a la esquina. (Le hubiera dado permiso hasta para manejar el auto con tal de que desapareciera de la vista de la amable señora).
Ayer, cuando íbamos al primer ensayo del pesebre me insistía en que tendría que haber un diablo, o alguno de los malos, para que fuera más entretenido. Le empecé a explicar que cuando nació Jesús no estaban los malos, sólo sus padres, los pastores con sus animales, los Reyes Magos, etc.
Lo pensó un segundo, y me dijo:
-Ah sí, y porque no nació en su casa? No te acordás de Herodes?
Esta historia continuará, y espero que sea bien.

3/12/09

Camino al fin de semana

Como se vienen días cargaditos de actividades, como siempre a fin de año, hago un breve repaso de algunas cositas de los últimos días:
El martes me reuní con la psicopedagoga de la escuela de Agus. Como ya había comentado antes su maestra estaba preocupada por algunos cambios en su actitud, que le llamaban la atención, pensando que quizá podría estar baja su autoestima. Lo estuvimos observando en casa, hablando más que de costumbre con él, y por su parte la psicopedagoga hizo lo mismo. La conclusión a que arribamos, ella y nosotros, no es preocupante, pero sí para estar atentos el año que viene cuando comience primer grado. La psico no lo encuentra angustiado por celos, ni por su hermano y sus particularidades, para los chicos es mucho más sencillo aceptar las diferencias. Tampoco encontró baja su autoestima, lo que sí ve, es un desfasaje entre su nivel intelectual y su edad, lo cual puede generarle angustias, ya que hay situaciones que maneja demasiado bien y otras que se le escapan de las manos, por eso los berrinches, los caprichos, todo lo que pueda usar para llamar la atención. Lo bueno es que la escuela está preparada para estos niños, que en lo cognitivo van un poquito por delante del general del grupo, ya han tenido experiencias de este tipo, y pueden adaptarse para brindarle algunas actividades como para que no pierda la motivación y tenga una mala vivencia del primer ciclo escolar. Es de agradecer la atención de la maestra en detectar la situación a esta altura del año y poner en aviso al equipo pedagógico de la escuela. Me deja más tranquila respecto de la elección.
Por otro lado ayer tuvimos control pediátrico trimestral de Salvi, y estuvo MUY bien. Su estado de salud es perfecto, subió de peso, (550 gramos), creció, en fin, todo correcto. Lo mejor de todo es que su pediatra lo encontró muy cambiado. Si me preguntan a mí, si lo veo muy distinto, diría que no, sé que está muy bien, siempre progresando pero no puedo notar un graaan cambio en éste último tiempo. Pero que la mirada de otro, que hace tres meses que no lo ve, y que además lo conoce muy bien, y sabe qué cosas mirar, puede notar mucha más fuerza en su tronco (tiene un volumen maravilloso), una actitud más sociable, curiosa, e inquieta, mayor uso de las manos. El hecho de que ya van dos o tres veces que lo puede pesar sentado él solito en la balanza, ya marca un hito.
Eso, en cuanto a los niños, respecto a los mayores de esta casa, estamos muy cansados!!!!! Hay muchísimo trabajo, falta mucho para fin de año??????