Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

¿Quién entiende a mi mamá?

Imagen
Hasta hace un par de días mi mamá era el monstruo de la rutina de ejercicios de ABR, siempre acosándome con la pelota y las almohaditas, mirando el reloj, contando los minutos.
Ahora, si me porto mal y "no me dejo", no le importa, dice que ya falta muy poco para el entrenamiento, y me deja mirar la tele y jugar. A mí me parece que lo que pase es que está re-entretenida con una pantallita, que dice que me compró a mí, pero la verdad es que mucho no me la presta.
¡Es más linda! Tiene unos juegos divertidos, como un gato que me hace burla cuando hablo, un piano que puedo tocar yo solo, y muchos otros con colores para pintar con los dedos, letras, animalitos para armar.
Pero lo que más me gusta es que me dejan tocarla cuando me ponen mis videos favoritos, y me le acerco y me le acerco, me parece que me puedo meter adentro!




Casi, casi puedo comerme a los personajes, ji, ji.

Hasta me porté como todo un caballero cuando mi mamá la puso de manera que la pudiera mirar mientras estaba…

Cuenta regresiva

Es difícil sacar de la mente lo poco que falta para el próximo entrenamiento ABR.
Tengo ya mucha ansiedad, ya quisiera estar allí, como cada vez que se acerca el momento. La evaluación, poner en claro los cambios, ver las fotos, contar lo que vemos, escuchar qué ven los entrenadores, aprender, planear...
Y parece que no soy la única ansiosa. Salvi no quiere dormir la siesta, anulando la hora y media que teníamos asegurada diariamente. Pero ya no me hago problemas, no me hago más la mala de la película y lo dejo. No será demasiada diferencia dejar que estos días transcurran sin tanto ejercicio, ya dentro de poco tendremos toda una nueva rutina para amoldarnos.
Y mientras nos preparamos hay que seguir con la vida diaria, trámites, trabajo, escuelas, comidas, hasta hay tiempo de ir pensando en las vacaciones de verano...
Aprender a configurar la tablet resultó más complicado de lo que pensaba, al menos con el poco tiempo que le puedo dedicar.
Las comidas, al menos, me están dando una tre…

¡Feliz día de la Madre!

Imagen
El domingo fue el día de la madre en Argentina. Entre tantos saludos, juntadas, y regalitos, pensaba que iba a tener tiempo de juntar a todas las mamás con las que compartí la celebración, las de mi familia, para una linda foto de grupo con la que ilustrar este post, que no tiene otra intención que la de recordar este día especial. Pero, como muchas veces en las reuniones familiares, el clima es un poco revoltoso, con algunos que se van temprano, otros que llegan tarde; y la fotógrafa desaprovecha el momento ideal por ponerse a servir el postre (!)
De todos modos sirva esto que escribo como saludo cariñoso a todas las mamás. A las que estuvieron conmigo en el fin de semana ya las saludé en persona, y muy feliz de haber podido estar juntas, en especial con la mía, porque otras veces he estado de viaje.
También tuve tiempo de leer algunas notas periodísticas sobre el tema de las mamás y saqué en claro algunas cosas interesantes (o graciosas, según les parezca):
Pertenecer al "Club d…

Lo que significó Steve Jobs para los padres de niños especiales

Leí este artículo anoche, entre tantas otras cosas que se han publicado en estos días acerca de Steve Jobs, y entre muchas cosas que estoy leyendo sobre iPads, tratando de definir la compra de una unidad para Salvador.
Lo escribe Terri Mauro, en la página About.com que aborda toda clase de temas, y tiene una sección dedicada a niños con discapacidad y los desafíos que día a día enfrentan sus familias, aportando ideas y soluciones.
Lo traduzco, resumido, porque sé que muchos no lo leerán en su versión original. ¿Por qué me importa que la gente con la que me relaciono por este medio lea éste artículo?
Probablemente dentro de poco Salvador tenga su tablet, y comience a entrenarse para darle un uso fructífero. Me gustaría que cuando lo vean no pensaran que estos padres excéntricos gastaron una buena suma de dinero en darle a su niño especial un juguete caro, sino que piensen que cada inversión que hacemos por él, son necesarias  para que alcance el potencial que sabemos que tiene, y la …

Necesito verte: semana del prematuro

Imagen
Ya otros años me he enterado de la Semana del prematuro, y , seamos sinceros, he mirado para otro lado. Hay cosas que todavía duelen. Que se entienda: amo a Salvi, tal y como es, no lo cambiaría por nada del mundo, pero nunca van a dejar de dolerme las cosas que sufrió y todas ellas fueron a causa de haber nacido más de 3 meses antes de la fecha estimada de parto.
Cuando mi amiga Sonia hace un tiempo escribió algo relacionado con el Día del Prematuro, evité leer su blog por varios días. ¿Qué sentido tiene leer tantas historias duras, rememorar tantos miedos, tanto sufrimiento repetido? ¿Acaso voy a evitar algo de lo que ya pasó leyendo eso? Hay cosas que no se pueden cambiar: el que nació prematuro, nació prematuro.
Pero, los años no vienen solos, será que estoy más reflexiva, no sé. Este año volví a leer sobre esta semana y me animé a dar una leidíta rápida a algunas notas en los diarios. Y, pucha, que son bravos para poner títulos algunos!!!!.
Hasta que esta mañana me llegó un mensa…

Temas para pensar

Imagen
En  mi trabajo nos están haciendo tomar cursos para mejorar la calidad de atención, las relaciones internas, y bla, bla, bla. Más allá que la inmensa mayoría de nosotros no vemos que esto vaya a mejorar en nada el ambiente laboral, los cursos son obligatorios. Así que algunos de nosotros intentamos encontrarle el lado bueno a cada curso, al menos para beneficio personal.
El primero de los cursos se trató de "Comunicación efectiva", el segundo del "Manejo asertivo de las emociones".
Ahora bien, una cosa es tratar de ver el vaso medio lleno, y ver qué parte de los contenidos y actividades podrían llegar a serme útiles, y otra es que TODO de lo que se habla me hace pensar en nuestra situación como familia, en tener un hijo con discapacidad, en haber superado momentos extremos, en haber elegido una terapia no tradicional, en remar contra la corriente en cuanto a paradigmas. ¿Estaré exagerando, seré obsesiva, me convertí en monotemática?
Repasemos:
En el curso de comuni…