Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2010

Reporte actualizado

Desde ayer ya Salvi no tuvo fiebre.
Hoy pudimos ver a nuestro pediatra. Me dio la sensación de que él no hubiera elegido ese antibiótico, pero dado que nos ayudó a controlar la fiebre no se lo quitó, sí ajustó la dosis al mínimo, por la intolerancia gástrica que demostró.
Con la dieta hemos estado un poco mejor en este sentido también (hasta ahora una sola deposición hoy), aunque aún persiste la molestia.
También tuvo más apetito hoy, lo cual nos viene muy bien, después de tanto desgano y vómitos, seguramente ha perdido algunos preciados gramos. (No he tenido ánimo de pesarlo y bajonearme).
Respecto a su ánimo, el pobre le pone toda la onda posible, porque lo que es el cuerpo, parece que le hubiera pasado una aplanadora, como siempre que ha estado unos días con fiebre. Pocas veces yo he estado así, pero me acuerdo de la última vez que me pasó, ya adulta, y uno siente como si lo hubieran apaleado. Espero que prontito se empiece a sentir mejor!!!
Nota: al cierre de esta edición, se sumó otra…

Crónica de una peste anunciada

Varios días de estornudos aparentemente alérgicos tenían que tener un desenlace. He aquí el resumen de los últimos 5 días, que de a ratos parece que fueron cien.
Miércoles 24. Por la mañana. Salvi está malhumorado, no le gusta nada, nada lo entretiene. Come poco. Duerme poca siesta. Por la tarde sigue el malhumor. A las 20:30 lo baño luego de tomarle la temperatura, tiene 38.1ºC. Le doy un antifebril, lo vomita al ratito, con muchísimo moco transparente. Lo voy a cambiar, y a darle otro baño. A las 20:52 convulsiona. Intentamos mantener la calma, le realizamos algunas fricciones con paños fríos en todo el cuerpo, pero por si acaso dure mucho partimos al hospital. La convulsión termina sola, en el camino, no duró ni 10 minutos, pero vamos igual, para que lo controlen. Lo tienen un par de horas en la guardia, donde logran bajarle la temperatura con dipirona vía intramuscular. No vuelve a vomitar, ni a convulsionar, por lo que nos dejan irnos, con la recomendación de mantenerle la tempera…

La semana en fotos y palabras.

Imagen
En la semana que pasó tuvimos: guardia de hospital, dulce de uva, juegos de computadora, sobrecarga de trabajo, pedir tarea a los compañeros, llamar a la abuela para que se quede en casa...qué más?
Vamos por partes:
El lunes Agustín, que había estado el domingo con muchos estornudos y mucosidad, empezó a toser. A la tarde, broncoespasmo, a la tardecita a la guardia. Diagnóstico: neumonitis. Antibióticos y broncodilatador. No sé si era para tanto, pero el broncoespasmo, con mi infancia de dificultades respiratorias, no me da para tener paciencia, no puedo verlos haciendo fuerza para meter el aire en los pulmones. Por suerte respondió rapidísimo a la medicación, pero de todos modos faltó tres días a la escuela, para no exponer a sus compañeros a la posibilidad de contagio. Esto significó tener que llamar a mi mamá para que se quedara con él en casa, lo mañoseara como se debe, le hiciera sopitas y meriendas especiales, en mi horario de trabajo. En las tardes, tuve que pedirles la tarea a …

Comparación de darse vuelta

No sería yo si no tuviera imágenes para comparar. Para que puedan disfrutar como nosotros de este "darse vuelta" en la cama, pueden ver aquí, como lo hacía Salvador en diciembre de 2008, antes de empezar ABR. En esos momentos se me ocurrió registrar en fotos y videos muchas cosas de la vida cotidiana, porque uno olvida muchísimos detalles de cómo se hacen las cosas. Como se puede observar, Salvador era capaz de girar sobre su cuerpo, pero moviéndose con mucho esfuerzo, en bloque, rotando sobre su lado izquierdo, éste completamente inmóvil:







Vuelvan a ver ahora el giro actual, con participación de todas las partes del cuerpo, articulaciones de codo, hombro, cadera, rodilla. Todo se usa, hasta su lado más débil, lo que le permite levantar el tronco y la cabeza. Toda la postura se convierte en algo más interesante, más útil para intereactuar y jugar.


Como bien lo pensaba en el momento en que filmaba ese primer video, los cambios en Salvi más que de pasar de "no hacer" a …

¡Vale la pena!

Por cosas como estas vale la pena hacer ABR.
Vale la pena someterse a una rutina diaria larga y exigente.
Negarse a un descanso, a dejarse llevar por las ganas de no hacer nada.
Tomar las riendas de la rehabilitación, informarse, aprender y entender, en lugar de sentarse a esperar que otros lo hagan.

Como no hice el resumen de las 800 horas de ABR, valga el video como celebración de las 837 que ya hemos logrado sumar, minutito a minutito.
Yo creo que vale la pena y mucho. ¿Alguien opina lo contrario?

Para ponernos al día

Como se habrán dado cuenta no he escrito mucho últimamente, por varios motivos.
Uno importante es el terremoto en Chile. ¿Qué tendrá que ver? dirá más de uno. Pero es que pocas cosas son más conmovedoras que ver a nuestros amigos sorteando situaciones tan difíciles. Catástrofes ocurren día a día en todo el mundo, pero que pasen casi en la puerta de tu casa, o a gente que conocés, hacen que uno las viva casi en carne propia. Sinceramente no me daba por ponerme a contar cosas de nuestra pequeña rutina, cuando hay personas que son muy cercanas que hasta hace unos días tenían una vida tranquila y "normal" y hoy viven en una carpa, sin luz, o sin agua. Confío en que lo más pronto posible puedan brindarse soluciones valederas y duraderas a todas estas familias que hoy sufren. La solidaridad, la clásica fuerza chilena, la fe, el trabajo y la esperanza, a la orden del día.
Otro motivo es que de a poco estamos afirmándonos en la rutina anual, lejos ya de las vacaciones. Hay mucho traba…

Primer día de clases

Imagen
Fue muy emocionante el primer día de clases. Yo no había pensado demasiado en la ceremonia, me ocupé de que todo estuviera en su lugar, la mochila con todos los cuadernos y útiles, la ropa, la merienda. Lo levanté bien temprano a Agus, y me lo llevé para la escuela, pensando en que lo dejaba instalado, un beso y el deseo de buena suerte, y listo.
Me olvidaba que el ciclo lectivo se inicia con un pequeño acto: todos los alumnos de la escuela formados en el patio, todos los directivos y docentes, muchos padres. Los chicos que empezaban hoy el primer grado esperaban en el patio del jardín, con las que fueron sus maestras estos años. Entonces la directora les dio la bienvenida, y los hicieron entrar por el centro de toda la formación, cada uno tomado de la mano de uno de los alumnos de los grados superiores, que de esta forma les daban la bienvenida a la "escuela grande". Primer nudo en la garganta.
Después lo tradicional, la entrada de los abanderados, izar la bandera. Otra emoci…