20/3/10

La semana en fotos y palabras.

En la semana que pasó tuvimos: guardia de hospital, dulce de uva, juegos de computadora, sobrecarga de trabajo, pedir tarea a los compañeros, llamar a la abuela para que se quede en casa...qué más?
Vamos por partes:
El lunes Agustín, que había estado el domingo con muchos estornudos y mucosidad, empezó a toser. A la tarde, broncoespasmo, a la tardecita a la guardia. Diagnóstico: neumonitis. Antibióticos y broncodilatador. No sé si era para tanto, pero el broncoespasmo, con mi infancia de dificultades respiratorias, no me da para tener paciencia, no puedo verlos haciendo fuerza para meter el aire en los pulmones. Por suerte respondió rapidísimo a la medicación, pero de todos modos faltó tres días a la escuela, para no exponer a sus compañeros a la posibilidad de contagio. Esto significó tener que llamar a mi mamá para que se quedara con él en casa, lo mañoseara como se debe, le hiciera sopitas y meriendas especiales, en mi horario de trabajo. En las tardes, tuve que pedirles la tarea a sus compañeros, ya que están en plena etapa de diagnóstico, y no podía dejarlo tantos días sin hacer nada. Esto me sobrecargó: no es lo mismo poner a un chico grande a copiar deberes, que a uno de 1º grado, hay que copiar todo uno mismo, leerle la consigna, convencerlo de que hay que hacerlo, y finalmente corregirlo. Nuestras horas de ABR, sumaron minutos de tortuga.
Las fotitos que siguen son de Salvi trabajando en el jardín (Gracias Ceci!). Me encantó verlo, hay cosas que me sorprenden de su postura y su actitud, me muero de ganas de poder estar viendo todo eso que hace, sin que él me viera, me cuesta mucho esto de dejarlo solo, de que aprenda cosas sin mí. (Todavía me cuesta con Agus, lo torturo todo el tiempo para que me cuente más y más cosas de la escuela!). Pero entiendo que es parte del crecimiento, y lo tendré que aceptar, tarde o temprano.




Y la última foto es del dulce de uva que Salvi y sus compañeros prepararon en el jardín esta semana. De esto les puedo contar que estaba delicioso, tendremos que pedirle la receta a las seños. No tengo una foto de la elaboración o la participación de Salvi en esto, pero sí tengo una prueba irrefutable: cuando fui a lavarle el guardapolvo, me encontré un grano de uva aplastado en el bolsillo ;)








2 comentarios:

  1. q hermoso!!!!!!me pone muy contenta verlo asi!!!!y q se este adaptando a todo...es muy lindo su arte!!!yo voy a querer una de el!!jej... los quiero mucho!!!!!!

    ResponderEliminar