11/6/11

Comidas, texturas y un par de cosas más

Cuando pasan varios días sin escribir, por falta de tiempo, el problema es que pasan tantas cosas, que cada vez se acumulan más para contar, y entonces el problema empieza a ser cómo resumir, qué contar y qué dejar para más adelante, como si esperara que alguna vez, mágicamente, el día empiece a tener unas horas más!!!!
Elijo entonces dos o tres temas, estrictamente referidos a Salvador, para no complicarme más:




  • El martes pasado tuvimos control con el pediatra. ¿Ustedes tienen la suerte de tener un pediatra que termina la consulta diciéndoles que ha sido un gusto verlos??? Y que valora lo sociable que está tu hijo, lo lindas que están sus manos (blanditas y abiertas), lo bonito que se sienta, y que todo esto le importa más que el hecho que casi no haya subido de peso en tres meses? Además de todo esto Salvi creció dos centímetros y sus pulmones son los más limpios de toda Mendoza, en estos días de viento Zonda, sequía y comienzo de los fríos. Y coordinamos con el doc un ligero cambio en la medicación que me gustó mucho y del que no daré más detalles. (Fuera Murphy, aquí no te conocemos!!!)


  • Respecto al poco aumento de peso, apuesto todas las fichas para el tiempo que se avecina. Si bien es cierto que en estos 3 últimos meses, lo poquito que aumentaba, lo bajaba en los resfríos leves que ya pescó, estoy segura que pronto los recuperaremos. El cambio que está haciendo con la comida me tiene fascinada. En realidad son varios cambios juntos. El más importante es respecto a la actitud frente a la comida: está interesado :)! Mira con atención los platos, abre la boca antes de que la cuchara empiece a viajar hacia él...y trata de tomar la cuchara él solo!!!! Además de esto, su habilidad para deglutir (no diría tanto como masticar, pero sí mover los alimentos en la boca), ha mejorado muchísimo, animándome a probar nuevas comidas, mejor dicho, a que él pruebe comidas que comemos el resto de la familia, modificando lo necesario para que pueda comerlas sin ahogarse. Y esto es un círculo virtuoso: más se interesa, más me preocupo en hacerle probar otra comida, más rica me sale, más se interesa!!! IUPIIIII! (me alegra tanto que hasta me animo a imaginar un futuro sin minipimer) Algunos de los platos de esta semana que pasó, para que envidien a mi enano (y las fotos las pondré en Mamás, Cocineras y Especiales, para participar del concurso de Food, Travel and Wine: Polenta con verduras salteadas, Tarta de Choclo, Arroz con crema de espinaca, Cabellos de ángel con salsa de tomates, Municiones con pollo y verduras. En carpeta para la semana que viene: Ñoquis con alguna salsa todavía sin definir y mañana, Ravioles caseros a cargo de la abuela.


  • Todos estos progresos en la habilidad para comer, se relacionan con una mayor tolerancia a las texturas, que se manifiesta también en las manos. Está también más interesado por tocar todo, no sólo tirar las cosas, sino tocarlas, sentirlas. Nos trata de tocar a nosotros, a la ropa, el pelo. Nos atrapa a la pasada, nos agarra fuerte. Hay mucha más habilidad en esas manos. Y hay muy lindos comentarios de las maestras sobre como pinta en el jardín, usando pincel, manos y otros instrumentos. Y cuidadito con lo que le queda cerca; recordar: no dejarlo cerca de la mesa, con el mantel puesto, puede tirar todo!!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario