7/5/13

Otros inicios

A esta altura del año cualquiera diría que ya tenemos toda la agenda completa y que no hay nada por agregar a nuestras actividades. Sin embargo, por esos milagros de la organización, todavía pudimos agregar algunos "extras".
Por un lado, ya hace un par de semanas que comenzamos con la catequesis familiar, con la meta final en la primera comunión que tomará Agustín el año que viene. Con todos los comentarios de otros amigos, sobre lo cansador que puede llegar a ser un encuentro semanal para toda la familia, cuando la obligación se contrae por una elección muy pensada y concuerda con en lo que uno cree y quiere, lo siento más como la posibilidad de una reunión con gente muy apreciada,y una oportunidad de crecimiento espiritual. No es poca cosa en estos días.


Y otro comienzo, esta vez, mucho más relacionado con lo físico y terrenal. Estoy por empezar a recibir terapia kinesiológica, Reeducación Postural Global. Hace muchos, muchos años que mi mala postura me traer dolores de hombros, espalda y cabeza, incluso algún mareo. Y no tiene nada que ver con la condición de Salvi, con el hecho de que a veces tenga que alzarlo, tengo mucho cuidado con eso; ni con la aplicación de ABR, siempre estoy muy cómoda haciendo los ejercicios. No va eso de culparlo a él. Mi mala postura es mucho más vieja, y por lo mismo, más consolidada. Y no soy muy amante de la gimnasia ni los deportes, sólo me gustan un par de disciplinas, y por una cosa o por otra, nunca encuentro la oportunidad para practicarlas, cuando el horario no es conveniente, no tengo un lugar cerca donde hacerlo, me resulta caro, etc. etc, mil excusas. Así que decidí verlo como lo que realmente es, un problema en el que necesito ayuda profesional y que no dependa de mí, de sí me gusta hacerlo o no, lo encaro como un tratamiento necesario para mi salud. Después de todo, mi espaldita es uno de los pilares básicos de esta familia y esta casa, así que no puedo dejar de prestarle la atención necesaria, o todo se desmorona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario