28/3/09

Contratiempos




Empecemos por el principio: la primera razón por la que estoy escribiendo tan poco es porque mi máquina sufrió un desperfecto y no hemos tenido tiempo de hacerla arreglar. Aparentemente no es nada muy serio, (espero) pero hemos estado ocupados, y aún está a la espera del técnico.


Por eso no he podido actualizar nuestro registro en el blog de las horas de ABR que se siguen sumando, ya que nuestra planilla está en esa máquina. Tengo otra planilla manual, pero no he tenido tiempo ni ganas de ponerme a sumar o cargar los datos en otra computadora. No se preocupen, seguimos trabajando todo lo que se puede.



Lo que más lamento de no poder escribir, es no poder mantenerme en contacto con las otras familias que hacen ABR, o con otros amigos. Muchos han estado publicando cosas súper interesantes en sus blogs, y no he podido siquiera dejar un comentario. De todos modos, aunque sea a las corridas, siempre doy una leída. Ahora estoy en una compu prestada, espero poder ponerme al día la semana que viene, cuando arreglemos la mía.



Siguiendo con los contratiempos, Salvi estuvo enfermo esta semana. Gracias a Dios, nada grave, y ya está muy bien. Se pescó su segundo resfrío de la temporada, lo cual no es nada preocupante, lo que nos asustó un poco fue la fiebre. Nunca antes le hubiera dado importancia a unos míseros 37º 8, pero no había forma de bajarlos, ni con los medicamentos tradicionales, ni baños, ni paños de agua fresca. Nos pasamos un par de días con el fantasma de las convulsiones rondando en la cabeza sin parar. Finalmente, hoy puedo decir que ya está como siempre, risueño, alegre, balbuceador. El apetito no lo ha recuperado al 100 por 100, pero ya llegará.



En medio de todo ésto (noches sin dormir, remedios, baños a cualquier hora de la madrugada, faltar al trabajo, médico) también hubo cosas divertidas. Como la sorpresa de Agustín, el miércoles, con la caída de su primer diente de leche. No lo esperábamos, nunca noté que el diente se moviera, pero ahora ya nos dimos cuenta que también el de al lado está flojo. Así que mi enano está súper contento con su nueva ventanita... y con la tan ansiada visita del Ratón Pérez. Como comentario al margen, con cinco años y medio y siendo ésta su primera vez, ya duda de si esta historia del Ratón es verdad!!! Madre mía, casi me muero, cuando me planteó, muy serio:


-Mami, será verdad ésto del Ratón Pérez?


-Cómo que si será verdad? Por qué me lo decís?


-No, yo digo...cómo será eso de que los ratones saben manejar máquinas que hacen collares con los dientes de los niños? Si tienen esas patitas tan chiquitas...


Ahí me volvió el alma al cuerpo: de lo que dudaba no era de la existencia del Ratón, sino de que operara una máquina, como se ve en la película. Entonces vino la explicación de la magia de ciertas cosas, de la ilusión, de los misterios, etc., etc.


Aclaro que para mí es muy importante que hasta cierta edad las ilusiones y la inocencia de los niños deben ser preservadas con mucho cuidado por sus mayores. Algunos opinan que crearles falsas ilusiones es hacerles vivir una mentira. Yo creo que tienen demasiados años por delante para vivir realidades que más de uno no quisiéramos conocer: hambre, dolor, pobreza, odios, discriminación, etc. Por eso intentamos dejarlo que vaya creciendo tranquilo, respetando sus tiempos, sin presionarlo ni apurarlo. Demasiado rápido se pasa la niñez hoy en día.

Para una próxima entrada quedará hacer un resumen del segundo mes con ABR, que ya estamos terminando, y algunas cosas más de nuestras aventuras diarias.



4 comentarios:

  1. paraayudaratomas.blogspot.com28 de marzo de 2009, 14:23

    Yo creo en el Ratòn Pèrez!!!! Es lindìsimo que no pierdan la ilusiòn!!!!. Dos resfrìos en toda la temporada no es nada amiga!. Eso quiere decir que està sano, que sus defensas no estàn bajas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Alejandra que rico saber de ustedes, estoy ansiosa de que nos cuentes como va Salvi con ABR, que bueno que ya se recupero de su resfrió con esa fiebre tan rebelde por estos lados también el enano estuvo resfriado pero ya esta todo bien.
    Agus es demasiado tierno, es un niño muy inteligente y con mucha imaginación, me encanta que crea en el ratón Pérez. Es muy dulce tu enano, ojala se arregle la computadora para estar mas cerca.
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  3. Ale!!!!
    Se por lo que pasaste con el "fantasma" de las convulsiones... pasé por lo mismo la semana anterior... es increible cómo nos queda ese temor!!! Por suerte solo es éso!
    Me resulta muy tierno imaginar a Agus preocupado por la máquina de hacer collares, jajaja!!!
    Y me alegro que sigan adelante con ABR.
    Solo espero que pronto tengas la PC arreglada.
    Besitos a los 4!
    Fabi

    ResponderEliminar
  4. QUe susto has pasado, pero menos que es solo eso, siempre esta presente el fantasma de las convulsiones, te comprendo.
    Me alegro mucho que esten avanzado con los ejercicios de ABR, sigan asi...
    Y lo de Agus pobrecito con su diente menos, pero es precioso, y tiene cada idea, lo encuentro espectacular, con sus preguntas.

    Cariños.
    Irene

    ResponderEliminar