Mejorando...con ráfagas de mal humor

Gracias a Dios todo va mucho mejor con nuestros resfriados. Ya no hay tantas toses, y las que quedan son muy flojas, terminando de sacar los bichos. Ya no hubo más fiebre ni dolores molestos.
Parece que mis niñitos creen que para mejorarse hay que dormir mucho porque se están levantando casi a las 10 de la mañana, algo inédito en ésta casa.
Con la mejoría vuelve el apetito, menos mal, porque Salvi seguro que unos cuantos gramos ha perdido, entre la inapetencia y los vómitos.
También volvemos a la carga con ABR que estaba supeditado a que durmiera medianamente la siesta para poder hacerle los ejercicios dormido, pero ante la menor molestia, se suspendían.
Lo bueno es que antes, con la kinesiología, cuando suspendíamos por unos días por enfermedad o vacaciones, al volver notábamos que habíamos retrocedido, estaba más duro, le costaba retomar. Con ABR ésto no pasa. Es verdad que no lo hemos dejado del todo nunca, a lo sumo hemos disminuído la cantidad de horas, o hemos dejado uno o dos ejercicios completos sin hacer. Pero al haber logrado cambios que se basan en modificaciones de la estructura de su cuerpo, no solamente en las funciones, éstos cambios no se pierden, por mucho que uno deje de ejercitar. Se requiere mucho para volver a modificar la estructura, mucho más que dejar de hacer unos minutos de ejercicios por día.
Lo del mal humor que menciono, es fundamentalmente debido al aburrimiento, otra demostración de la mejoría. Estar encerrado en casa lo pone loco. Hay ciertas horas del día en que la rutina marca que es hora de salir, pero ha hecho tanto frío... Hasta la abuela ha estado resfriada, así que ni a su casa hemos ido.
Por suerte ahora hay un sol hermoso, por lo que esperamos que pronto podamos salir aunque sea a tomar solcito a la plaza.

Comentarios

  1. Me alegra que todo comience a volver a la normalidad!!!! Que ya no hayan más bichos hasta después del entrenamiento, jiji, a ustedes, les falta menos de un mes!!!!

    Y me parece excelente que destaques que los cambios logrados con ABR son permanentes y no requieren ejercicios de mantención como los de kinesiología. Doy fe de eso pues el año pasado durante 1 mes suspendimos todo (cuando Rocío estuvo en coma) y volvió con todas sus nuevas habilidades intactas.

    Es una GRAN tranquilidad, no?

    ResponderEliminar
  2. Es una GRAN tranquilidad, saber que si no podemos hacer los ejercicios, puede que no progresemos, pero al menos no vamos "pa'trás", como dice una amiga mía.
    Y con respecto a los bichos, crucemos los dedos!!!! No más bichos para poder viajar tranquilos!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile