El discurso de las caderas

Para un selecto grupo de personas este título les sonará conocido. Sí, se lo pedí prestado a Mamá Terapeuta. En este post ella hablaba sobre la angustia que genera este discurso al que estamos expuestos algunos papás.
Es que hoy nos tocó oírlo a nosotros, por primera vez.
Tuvimos la consulta con el traumatólogo que ya comenté. Y sí, él es muy realista y nos apoya con ABR, diría que al 100% en cuanto a lo que conoce de esta terapia. Pudo ver los cambios en el enano, lo encontró mucho mejor, le encantó su tronco y su cuello, lo vio grande, vio los cambios en las fotos. Todo bien.
En cuanto a la cadera, por lo que lo vio al revisarlo, nos dijo que se encuentra al límite antes de llegar a sub-luxarse (30º de apertura) y nos preguntó cuando nos tocaba el siguiente entrenamiento. Cuando dijimos que era en agosto, porque al de marzo no habíamos alcanzado a ir($), dijo que quería una radiografía de caderas, antes de indicar botox :(, porque no quería arriesgarse a esperar hasta agosto.
Pasándolo en limpio:
  1. Me estoy aburriendo del baile de la obra social: yo me muevo para acá, vos te movés para allá, como un juego de ajedrez. Ojo, no me voy a cansar, pero está llevando demasiado tiempo. Si no fueran taaaan burocráticos, bien podríamos haber ido al entrenamiento. (Grrrrr, y triple grrrrr!!!!!)
  2. No me sentí angustiada como lo describe Sonia en su blog. En realidad ya tengo unas cuantas armas, y bastante información como para no angustiarme con "cucos". En cuanto pueda voy a escribir algo específico sobre ABR y las caderas, para aclarar algunos puntos (tengo que traducir algún articulito del inglés)
  3. El traumatólogo no fue tan drástico: sólo habló de bótox, y no de cirugía (me imagino que sólo por ahora), pero es bueno saber que se va tomando las cosas con calma, espero que siga así.

Espero que esto no haya sonado pesimista ni bajoneante, no es mi ánimo en este momento, entiendo que son momentos que hay que ir pasando. Como ya otras veces dije, muchas veces lo peor de la discapacidad son cosas externas, luchas burocráticas, desgaste, papelerío, tramiterío.

Salvi, te quiero, no te preocupes, todo está bien.

Comentarios

  1. Ay Ale! Nosotros pasamos por lo mismo esta semana, gracias a mí pulmonía zafamos de escuchar el discurso, pero igualmente estuve toda la semana mentalizandome las respuestas, jajaja.
    Ojalá pronto la Obra Social encamine las cosas...
    Besos enormes para ustedes!!!

    ResponderEliminar
  2. Claro, haces trampa!!!! EL discursito genera angustia cuando NO CONOCES ABR!!!! Jajajaja... Harto tardaron en dártelo, eh???

    Me quedo con lo último: Salvi, quedate tranquilo que todo está bien.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile