Otro resumen semanal

Como no hay cosas demasiado llamativas de los últimos días, un reporte más bien visual, para no quedarnos tan desactualizados.






Primero, algunas fotos del cumpleaños de Agustín, que fue hace casi un mes, pero se me había pasado de compartir algunas imágenes:






Como cada año, nos pasamos todos los días anteriores pendientes del pronóstico, entre días calurosos, la posible llegada de la famosa Tormenta de Santa Rosa, amenaza de viento zonda, todo es posible un 29 de agosto. Como sea, este año no tuvimos tanta suerte, el viento zonda llegó en pleno cumpleaños, y tuve que llamar a los papás de los chicos que estaban solitos, para que los vinieran a retirar, porque se puso un poco feo. De todos modos, los chicos ya habían disfrutado mucho el club, los deportes y el cumpleaños en sí.




Y como el cumple cayó en domingo, empezamos los festejos el viernes, con la llegada de los familiares que viven lejos, y terminamos el domingo.






Desde allí en adelante, Agus tuvo sus exámenes integradores del segundo trimestre, tuvimos días de mucha tarea y mucho estudio, pero con excelentes notas como recompensa. Ahora está atravesando una etapa muy "deportística", según él dice. Está muy entusiasmado aprendiendo a jugar al hockey sobre patines.
Empezó hace más o menos un mes, casi sin mantenerse parado sobre los patines, y ahora ya está hecho un loco volador. Sobre la bocha y el palo todavía no tiene demasiado dominio, pero contagia entusiasmo en entrenar, trata de no perder una clase, y se la pasa patinando adentro de la casa. El fin de semana pasado tuvo su primer encuentro entre escuelas de principiantes, con trofeo y todo. Nos encanta verlo tan entretenido, el ambiente de la escuelita es muy lindo, con un grupo de padres muy agradable. Da para acompañarlos y tomar unos matecitos en buena compañía, mientras los chicos entrenan. A Salvi, como excelente espectador deportivo, le encanta ver los partidos:



Aparte del hockey también hay entusiasmo por practicar basquet, sí, también adentro de casa. El rebote de la pelota ya me tiene con la cabeza a punto de explotar. Agradezco que ya están llegando los días lindos, así toda esta fiebre deportiva se traslada al patio, y me dejan un poco en paz. Nos viene muy bien este solcito tan amigable. ¡Qué ganas de organizar cosas al aire libre y disfrutar el calor, el aire y la buena salud!
Respecto a Salvi, sigo debiendo el reporte de la fono respecto a sus actividades del jardín, con más detalle. Y hablando de jardín, ésta semana tuvimos la excelente noticia de que, como uno de sus compañeritos no estaba asistiendo, se produjo una vacante los días que Salvi no iba. A esta altura del año, con un poco más de dos meses de clases por delante, ya no van a hacer entrar a un niño nuevo de la lista de espera, así que el enano se ganó el puesto, y ha empezado a ir de lunes a viernes. Estamos felices, y creo que él también, de sacarle todo el jugo posible a su escolaridad.
La semana que viene nos espera un paseo a una granja. Como es en horario de siesta, espero poder ir con él y poder verlo participando de una actividad tan interesante con sus compañeros y maestras.
Lo demás es sumar todas las horas posibles, trabajar, estudiar, preparativos legales, ir al dentista, comer, dormir, ¿qué más?...Ah, la semana que viene quizá vuelva al gimnasio :) Sí, yo, increíble ¿no?

Comentarios

  1. Lindas fotos!!!!! me alegro mucho que esten bien!! un abrazo

    ResponderEliminar
  2. hermosisimos que dios los bendiga los amo ...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile