Vida real

No, no se preocupen, esta vez no voy a hablar de Vendimia o la "realeza" local, ya demasiado torturo a quienes me rodean. (¿Ya se unieron a la página de Florencia en Facebook?)



No, esta vez, voy a hablar de nuestra vida real, la de casa, la de la rutina.



Sin ningún tipo de problemas, hemos comenzado un nuevo año escolar, así sin mucho ruido.



Agustín empezó esta semana su 2º grado, no digamos super feliz, pero tampoco hace problemas. Todavía le está costando adaptarse a madrugar, pero, hasta ahora, es la única dificultad.



Y Salvi?... Créase o no, ya vamos por la 3º semana de clases. ¿Y ésta mamá no había dicho nada??? Con lo emocionante que fue el año pasado??? Será que estoy tan adaptada como él. Estoy feliz con el jardín, con el equipo de maestras, auxiliares y directivos, con nuestra fonoaudióloga que trabaja también allí, en su salita. El jardín es parte de nuestra vida, uno más del equipo, tanto que no concibo la rutina sin él. Salvi se adaptó de maravillas, sólo lloró el primer día, influído quizá por el llanto de otros chicos. De allí en adelante, ni una queja más, se queda muy contento, trabaja, come, todo perfecto.



Y ayer tuvimos el tan promocionado control trimestral con el pediatra. Recordarán que nuestro récord anterior de aumento de peso había sido de 700 gramos. Y ésta vez, íbamos por más. El resultado fue, tarán, tarán!!!!! 1.200 gramos!!!!! Y sí, efectivamente nos trajimos un 10 Felicitado. Y la conclusión es que cuando más sano está, más sube de peso, ya sé esto es demasiado obvio, pero es que en nuestro caso, a veces, no estar sano, es algo tan poca cosa como una leve rinitis, que ocasiona molestia, poco apetito o reflejo de vómito muy fácil. Así que la idea es seguir por este camino, frenando la enfermedad casi antes de que aparezca, actuando mucho en prevención, con todas las armas que tenemos, y un antialérgico suave en el caso de que aparezca la más mínima señal.


Me encanta que nuestro médico me deje ser mamá, así como yo lo dejo ser pediatra, que me pregunte mi opinión, casi que decidamos juntos. Yo creo que él es un excelente profesional, pero él respeta que nadie puede ser más mamá que una mamá, y eso es muy importante para mí. Es tan bueno vivir en estos tiempos de información accesible, aunque signifique mayor responsabilidad, la prefiero un millón de veces, antes que la época de dejar todo en manos de otro: las decisiones, las elecciones, la vida. Es tiempo de e-patients, como lo mencionaba Mamá Terapeuta, y lo celebro. ¡Ojo!, los e-patients no somos arrogantes, no nos creemos los únicos que sabemos, leer también este post.


Volviendo al control en sí, además del aumento de peso, lo encontró perfecto, muy bien la rehabilitación, la postura, la espalda, su conexión. TODO. Y cómo no iba a ser así? Ayer me sorprendí al levantar a Salvi en brazos, luego de bañarlo...Dios, qué increíble que es sentirle la espalda "gordita"!!!!! Es algo completamente insólito.



Comentarios

  1. ¡¡¡Felicidades Alejandra por las buenas noticias!!!! Es un alviio cuando suben de peso y todo empieza a funcionar mejor. Bueno, han tenido un muy buen inicio de año y verás que irá mejor. Un abrazo. Carolina

    ResponderEliminar
  2. Buenisimo, Ale!!! Nos alegramos mucho. Un abrazo!!Gise

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile