Su boca

¡Sacate la mano de la boca! Todo el día así, retando a Salvi. Le quito una mano y se mete la otra. La mano, los dedos, un dedo. Se chupa, babosea y mordisquea. Lo mismo si uno se le acerca lo suficiente. Le encanta jugar a mordernos a nosotros, los dedos, el brazo, la cara.
Algunos juguetes también, aunque no tanto como en otras etapas. A veces cuando es un objeto nuevo, se lo lleva un poquito a la boca como para reconocerlo y listo, sin mucho detenimiento.
Ahora con la comida es muy, muy distinto. Toda la comida que acepta con gusto es la que provenga de una cuchara, o, a veces, un tenedor. Nada más. Nada para chupar, ni dulce, ni salado, ni duro, ni blando. No es un tema de deglución, casi no se ahoga con nada y tolera texturas bastante grumosas, con partes más duras (arroz semi procesado con crema de espinacas, por dar un ejemplo).
El desafío en el que está trabajado nuestra fonoaudióloga es dar ese gran paso que será aceptar la comida como objeto para morder. No es tarea fácil, pero aquí no nos achicamos ante nada, eso ya es sabido. El trabajo es en gran parte de ella, con algo de colaboración que podemos aportar nosotros con algunos intentos de hacerle probar distintos tipos de galletas, frutas, golosinas, etc. Sólo un pequeño aporte, a modo de juego, quizá, y luego a comer con la cuchara para no perder peso.
Las fotos que pongo aquí son de hoy, para que las tengamos para comparar dentro de un tiempo. Espero que pronto esa cara de desagrado se borre!!!!!

Comentarios

  1. ¡Martín también pone una cara horrible cuando come! Es todo un tema la alimentación con el gordo, pero bueno, igual que vos, acá tampoco nos acobardamos con este tipo de retos!!!! Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso Ale! que maravilla estar en esa etapa.... los felicito! sigan asi. Besitos
    Silvia
    Mama de Anita

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile