Esa hamaca

¿Se acuerdan de la hamaca?
Seguramente mis lectores más viejos sí, la recuerdan.
Para los nuevos, un breve resumen.
Había una vez una finca de unos primos. De vez en cuando vamos allí, de visita o para festejar cumpleaños. (Un lugar ideal)
Unos días antes de comenzar ABR con Salvador, pasamos una tarde ahí, y lo sentamos por primera vez en la hamaca. La inseguridad de su postura sentado, la almohada para rodearlo, la espasticidad de las piernas...y de todos modos él estaba feliz de disfrutarla.
Ocho meses después, festejamos el cumpleaños de Agus en la finca.
Volvimos a sentar a Salvi en la hamaca...y fue hermoso verlo, tan distinto!!!!! Fue notable el cambio, y muy comentado por quienes lo vieron en persona y por los seguidores del blog.
Bueno, ya se imaginarán, hemos estado otra vez por allá, esta vez para festejar los dos años de Clarita, la hermosa hija de nuestros primos.
Por toda la ropa puesta que llevaba Salvi, ni siquiera pueden notarse los cambios netamente físicos, pero miren la actitud de su postura!!!!!!



Y todo esto de estar tan pendiente de los otros chicos, riéndose con ellos, intentando tocarlos, tan seguro está sentado y en movimiento!!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile