Días de hidroterapia

Ya llevamos cuatro sesiones de hidroterapia. 
Y esta foto es del primer día:
Yo diría que está adaptado, no?
Ya con el sólo hecho de decirle "Vamos a la pile", sonríe. 
Va feliz en el auto, llega contento y una vez dentro del agua se mantiene así. Aunque de a ratos se ríe más fuerte, cuando el profe lo hace saltar, o lo pone cerca de los jets que hacen burbujas. 
Y está aprendiendo a cerrar la boca para que no le entre agua. 
¿Se puede pedir más?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile