Registro de donantes de médula ósea

Esta mañana con otras madres de la Red de Madres de hijos con discapacidad donamos sangre para inscribirnos en el registro de donantes de médula ósea.
Como me parece muy importante y poco conocido difundo aquí este programa, con la intención de colaborar.
En primer lugar, para qué se necesitan donantes de médula ósea? Para tratar y curar enfermedades de la sangre, como la leucemia puede necesitarse un transplante de células hematopoyéticas (médula ósea). La gran mayoría de las enfermos no cuentan entre sus familiares con un donante compatible, y debe recurrir a uno no emparentado. La posibilidad de compatibilidad ocurre en una persona entre 40.000. De allí la necesidad de los registros.
Con la donación de hoy, el código genético de mi sangre, como el de todos los donantes, será analizado e ingresado bajo un código de barras en el Registro Argentino, conectado con la red internacional.
En algún momento, un paciente con datos genéticos compatibles 100% con los míos puede necesitar un transplante de médula. El Registro se encargará de contactarme, confirmarán mi decisión de donar y coordinarán los pasos necesarios para efectivizar la extracción, que puede hacerse por punción del hueso de mi cadera o del torrente sanguíneo. Ambos métodos son seguros y sin riesgos, con una rápida recuperación para el donante. Las células extraídas son enviadas al paciente que las necesita, en cualquier lugar del mundo.
Un par de datos más:
La médula ósea no es médula espinal.
La donación de médula no implica riesgo de vida.
Ser donante de órganos no implica ser donante de médula.
Para inscribirse como donante hay que acercarse a cualquier centro habilitado en los Servicios de Hemoterapia de los hospitales de todo el país. Allí le informarán de todos los requisitos para hacerlo. O puede obtener mayor información comunicándose al 0800 555 4628, o ingresando a la página del Incucai.
La cantidad de sangre necesaria para el análisis del registro es muy pequeña, por lo que el resto de la sangre extraída se aprovecha para pacientes que necesitan transfusiones, quedando en el banco del hospital. Y además el laboratorio realiza y entrega al donante un análisis básico y gratuito.
Y otros beneficios extra: el donante de sangre tiene por ley el día libre en su trabajo, sin posibilidad de descuentos ni sanciones, y recibe un refrigerio gratuito posterior a la donación.
Y por si esto fuera poco, podés sentirte muy, muy feliz de haber compartido una experiencia tan importante con personas que hacen crecer tu corazón:






Comentarios

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile