Pasando de un año al otro

Tantas cosas hacemos al llegar el fin de año!! Diciembre se nos fue en un suspiro, un mar de turnos, evaluaciones, compromisos, entregas de informes, de libretas, inscripciones, eventos de cierre, juntadas con compañeros de trabajo, y enseguida la Navidad, el Año Nuevo, las comidas, la familia...es difícil no terminar agotado, y además intentar de hacer todo a conciencia, disfrutar cada momento, darle el sentido que cada cosa tiene. En fin, si hemos logrado hacerlo al menos en parte, será un punto a favor.
Entre las tradiciones de la familia, desde hace un par de años, para esta época, me encargo de elegir las mejores fotos del año. Esas que representan un momento lindo, un viaje, una salida, algo que nos llamó la atención, un paisaje, una comida. Después las imprimo y van a parar a un cuadro que tenemos junto a la mesa, y nos acompañan desde allí todo un año. Creo que es una de tantas maneras de hacer balance, de manera visual, del año que terminó, y también inspiración para el nuevo. (Al final del post comparto algunas de las fotos elegidas)
Mirándolas entonces puedo describir nuestro 2015.
Fue un año hiper activo. Quizá esa sea la gran descripción para todos los integrantes de esta familia. El hecho de que Salvi fuera a la escuela en turno tarde, nos obligó a maniobras de organización extrema, con almuerzo en doble turno, muchas corridas para intentar cumplir con los horarios, etc. Pero finalmente eso significó que yo dispusiera de un tiempo libre, en casa y sin él. Que al principio fue muy raro, pero rápidamente se llenó con algo de actividad física, un poco más de descanso, posibilidad de participar activamente en la cooperadora de la escuela, o de alguna otra ocupación de tipo personal. Y entender una vez más que el tiempo se estira hasta límites increíbles, y que cuando uno más ocupado está, más cosas puede hacer.
Lo mejor de todo es que todos estamos muy bien, muy contentos y satisfechos con todo lo que hicimos, con todo lo aprendido y disfrutado. Con los resultados obtenidos con Salvi en todas sus terapias, con su adaptación a la escuela (será esto motivo de otro post, con fotos comparativas). Con este Agus polifacético, su música, su deporte, sus experimentos.
Para el año que empieza, habrá muchos cambios en cuanto a la organización (otra vez, el horario escolar de Salvi es determinante) porque creo que podremos ordenarnos mucho mejor, coincidir más, por ejemplo en las comidas, y con todo el ejercicio de corridas que ya tuvimos, será ahora mucho más fácil. Tengo la firme intención de volver a encargarme personalmente de una parte de los ejercicios REB, continuaremos con hidroterapia y fonoaudiología, y creemos que podemos sumar terapia ocupacional, que realmente estamos necesitando mucho.
En fin, si hay una época para ponerse positivo y esperanzado, es justamente esta, y más nosotros que nos apoyamos en los logros que traemos de antes.
Así que les deseo a todos que tengan tantas ganas como nosotros para ponerle al 2016 todas las mejores intenciones para que sea un gran año!!







Comentarios

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile