21/9/09

Números bajo cero y fidelidad a la patria

Supongo que el título les llamará la atención. Es para dar una idea de las cosas con las que tengo que lidiar a diario.
Día de semana, cualquiera, 11 de la noche. Nos estamos preparando para acostarnos.
Como Agus no puede parar de hablar un minuto, hay veces que los temas de conversación simplemente se agotan. Eso no es impedimento para que siga hablando, a esta altura de cualquier cosa.
-Má, seis más seis es doce?
-Sí.
-Y seis más cinco, once?
-Sí.
Ya comprendió la relación, entonces sigue solo:
-Seis más cuatro: diez; seis más tres: nueve-y así sucesivamente.
Después de seis más uno, hace una pausa y yo lo miro y me pregunto si tropezará con el cero.
-Seis más cero es seis! Qué fácil-se ríe.
Lo vuelvo a mirar, lo veo concentrado, si me esfuerzo un poco creo que vería sus neuronas haciendo sinapsis.
-Má..existen los números bajo cero?
(¡Plop!) y ahí la que se ríe soy yo, y entonces le explico que me río por el nombre que les dió a los números negativos, pero que su deducción es perfecta. Me muero del orgullo: estuve presente en la génesis de su idea.
Eso no es todo por esa noche. Para bajar un poco el nivel le sugiero que leamos un cuento, y así nos dormimos de una vez. Pero me gana de mano y elige uno de sus libros de historia (los que escribe Felipe Pigna en formato historieta para niños, sobre historia argentina). No sería mi elección para esta hora, pero ya no vale la pena discutir.
Elige San Martín (el mayor prócer de Argentina, Padre de la Patria o el Gran Libertador, como para dar una idea a los de afuera). Y como ya lo hemos leído otras veces, casi antes de empezar me bombardea con la preguntita:
-Pero...San Martín por qué se peleó con los de su aldea?
-Qué???!!!! (a esta hora ya no razono)
-Má, cuando San Martín era joven peleó para los españoles, y después se vino acá y peleó CONTRA los españoles, no?
-Ehhhmmm! Bueno, ...sí, ,pero.....
No puedo detallar todo lo que tuve que explicar, A ESA HORA, sobre la vida de San Martín, su juventud, el nacimiento de las naciones americanas, el momento histórico, etc. etc. etc.
Es posible que un niño de seis años me haga preguntas que a ninguno de nuestra generación se nos ocurriría hacer en toda una vida de escuela secundaria!!!!
Insisto, no es justo, y menos a la hora de dormir!

3 comentarios:

  1. Anda Ale ponte toda orgullosa y feliz que a la vista se avecina un gran maestro de no se sabe si las letras o las ciencias. Se que no es fácil pero no decaigas en el aburrimiento y la extenuanción (te lo digo y asi a mi misma). Y potencia lo que demanda. Un beso

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaja... Ale, no puedo pasar por alto lo inteligentisimo que es tu Agus, mira que cuestionar tantas cosas...y a esas horas de la noche!!

    Creo que no estaría mal que retome clases de historia de mi país, para contestar adecuadamente cuando me llegue el momento...:D

    Un abrazo..

    ResponderEliminar