2/9/09

Juego de encontrar las diferencias






Las tres primeras fotos son de enero de éste año, unos días antes de hacer el primer entrenamiento de ABR. Las sacó Belén una tarde que fuimos a pasar a su casa.

La que sigue, la saqué el sábado pasado, durante el cumpleaños de Agustín, en la misma hamaca.




¿Pueden ver diferencias?



Algunas pistas:



En las primeras, ni siquiera me animo a alejarme del columpio, por eso es Belén la que saca la foto.



Fue necesario ponerle una gran almohada para tratar de que no se nos "escurriera" por los huecos de la hamaca.



El torso se acomoda como puede, algo retorcido para sostenerlo en la posición sentado. (Miren la forma extraña sobre todo en la tercera).
Las manos están recogidas, cerradas y no las usa. Las piernas están rígidas.


En la del sábado pasado, yo sólo lo hamacaba, no tenía que sostenerlo, por eso me atrevo a alejarme lo suficiente para sacarle la foto. Además de no necesitar la almohada, ni siquiera habría espacio para ponerla, él llena el lugar, lo ocupa cómodamente, bien centrado. Usa sus manos para ayudarse a mantener el equilibrio, al apoyarlas o tomarse de la cadenita del frente. Las piernas están relajadas y flexionadas.
¿Alguien ve algo más?























7 comentarios:

  1. Es impresionante el cambio!!! Nada mas que decir las fotos hablan por si solas, hoy esta impresionantemente bien, que alegria que todo valla tan bien, los felicito, sigan así salvi llegara muy lejos :)

    ResponderEliminar
  2. Solo veo que mis ojos se han llenado de lagrimas de ver este hermoso cambio!. Es maravillos Ale, les felicito a todos y yo tu con este Cambio tan lindo hoy en la mesa con todos propongo un brindis (incluido los niños con zumo)!
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones!!!!!!!!!!!!!!!!!! Son muchos cambios en tan cortito tiempo! Muy bueno lo de ustedes Ale! Una cosa pareciera diferente, la alegría de Salvi, pareciera ser; supongo que por su independencia y libertad. Aparte de que se lo ve muuuuucho más grandote.
    Un abrazo para ustedes, Romina Mennella

    ResponderEliminar
  4. Qué quieres que digamos... SIN PALABRAS!!!!!!!! (cómo cambió la posición de sus brazos!)

    ResponderEliminar
  5. Todos tienen razón: además del cuerpo cambió mucho la actitud, en las primeras, aunque le gustaba hamacarse, el miedo y la falta de fuerza y equilibrio no lo dejaban relajarse. Ahora lo puede disfrutar a pleno, sin temor, por eso creo que se lo ve más contento :)

    ResponderEliminar
  6. Que hermosos cambios, se ven a lo lejos, es espectacular, impresionante, me quedo sin palabras...que grande y bien se ve Salvi.
    A seguir trabajando por más día a día, es un campeón y ustedes son unos terapeutas excepcionales.
    Cariños.
    Irene

    ResponderEliminar
  7. Que cambio tan lindo!!!! Como crecio Salvi en tan poco tiempo!!! Felicitaciones por el logro!!!

    ResponderEliminar