24/1/10

Semillas y cosas raras

En lo que va de las vacaciones me ha tocado varias veces conversar con gente que se queda un poco sorprendida cuando sale el tema de las comidas y se menciona (o yo menciono, mejor dicho) alguna "cosa rara" como la quinoa o semillas de chía o algo similar. Esto me demuestra algunas cosas:
  • La gente se apega a comidas que han comido siempre, difícilmente se atreven a probar algo nuevo porque sí, porque les llame la atención o por curiosidad.
  • Todo lo que no está dentro de lo acostumbrado se convierte en "raro", "alternativo" o "moderno"
  • Mis amigos leen poco mi blog! Varias veces ya he escrito sobre estos temas y sin embargo veo que algunos nunca supieron de la existencia de algo como el amaranto. Muy mal por parte de ellos.

Respondiendo a todo esto:

  1. No consumo ninguna de estas cosas por "rara", "alternativa" ni "moderna". Simplemente he llegado a buscar y a conocer productos y alimentos por necesidad. Así como tantos otros que conozco que buscamos alternativas en tratamientos (no digo exactamente medicina alternativa, si no ir más allá de lo tradicional, que no es lo mismo), no he podido quedarme con lo tradicional en alimentación. Me resultaría mucho más fácil lograr que mi hijo y mi familia estuvieran bien nutridos y sanos recurriendo a un frasquito que se compre en la farmacia o en el supermercado, o engordarlos llenándolos de azúcar y grasas, pero realmente no veo nada más lejos de mí que esa opción. Prefiero la salud a todo aumento exagerado de peso, y si es de la forma más natural y menos agresiva en todo sentido, mejor.
  2. Me da pena que la gente en su mayoría no se atreva a hacer cosas (como probar algo) porque nadie se lo recomendó, me mata esa falta de curiosidad o iniciativa. No digo que uno deba estar desesperado y se anote en todo lo que ve, mucho menos cuando estamos hablando de salud. Tengo perfectamente claro qué cosas intentar y cuales no, ni hablar de tratamientos, sobre todo aquellos que prometen soluciones mágicas, ni loca. Pero, al menos, tengo curiosidad, trato de informarme, leo, pregunto, busco, no me puedo quedar con la duda. No quiero seguir haciendo lo que hace todo el mundo porque sea la costumbre, dentro de poco prometo escribir sobre la elección de tratamientos médicos y este tema de lo tradicional y lo alternativo. En cuanto a las semillas, por ejemplo, la quinoa y el amaranto formaban parte de la alimentación básica de los pueblos originarios de América, por lo tanto consideradas sagradas para ellos, porque dependían de ellas para vivir. Fue este carácter sagrado el que las condenó a los ojos de los conquistadores europeos, y por ende, fueron desterradas, prohibidas, olvidadas. 500 años son suficientes.
  3. Ninguno de estos alimentos es una solución mágica a ningún problema, ni es mi idea al buscar alguno de ellos. La idea es lograr una dieta equilibrada, variada y completa, buscando evitar aquello que pueda resultar más nocivo (por ejemplo: proteínas animales) y reemplazar estos nutrientes por otros de mayor calidad.
  4. Perdono a mis amigos y conocidos por no leerme todo el tiempo. Sé que muchos de ellos dan una pasadita de vez en cuando, y la mayoría da un leída rápida y sobre todo miran las fotos. Los entiendo, yo tampoco tengo tiempo para hacer todo lo que quiero, y de todos modos, las fotos muchas veces dan muestras sobradas de muchas de las razones por las que escribo este blog, por lo que considero que la misión está cumplida. Pero ahora viene la lección y la próxima vez que los vea personalmente o nos "mailemos" no quiero que nadie diga: pero, que es eso de la quinoa?. Estamos? Este post es un poco largo y tiene varios links, así que leánlo cuando tengan un tiempito largo.

Sobre las semillas hay algo más de conocimiento, la mayoría de la gente enseguida reconoce las de lino, y muchos las usan contra el estreñimiento, el famoso "tránsito lento", pero sus beneficios van más lejos, como pueden leer en el link.

Las semillas de sésamo las utilizo principalmente por su aporte elevado de calcio, aunque tiene varias propiedades más. Salvi no toma leche líquida, sólo yogures, y cada vez menos, porque lo que voy reemplazando el calcio que no le doy en leche por otros alimentos. Además, las comemos porque son riquísimas, me gustan especialmente arriba de cualquier ensalada, le dan un toque especial al gusto y a la vista.

Tengo en carpeta las algas, que tienen valores altísimos de calcio, estoy recién aprendiendo a conocerlas y prepararlas, ya que por aquí son prácticamente desconocidas. El hecho de que en nuestro grupo de vacaciones hubiera un chileno me aportó algunas formas de prepararlas que estoy por empezar a probar. (Los resultados serán publicados a la brevedad).

Y las estrellas de todo esto, la quinoa y el amaranto.

En este link pueden encontrar la explicación de porqué le digo a Agustín que le hice "comida de astronauta", sin faltar a la verdad y así compenso su inapetencia de algunos días. A él le gusta simplemente hervido, con sal y aceite, como si fueran fideos o arroz. La preparación de estos alimentos es bastante sencilla, requiriendo cuidados mínimos como enjuagarlos varias veces y en lo posible, cocinarlos en agua sin sal o azúcar, y luego agregar los condimentos. Hay muchísimas formas de consumirlos, en preparaciones tanto dulces como saladas, postres, sopas, rellenos, etc. Ayer pasamos el día con amigos, con algunos de los cuales antes habíamos estado hablando de estas comidas "raras". Llevé una ensalada de quinoa preparada con quinoa hervida, zanahoria rallada, pimiento (ají) verde, nueces, ajo y perejil picados, y condimentada con sal, limón y aceite de oliva. De los 30 que éramos a comer, ninguno de ellos la había probado nunca, excepto mi familia. Les encantó a los 30. Buen resultado, no?

De los germinados, o los brotes, les cuento más adelante, porque aún están en etapa experimental.

6 comentarios:

  1. Excelente post!!!! Me encantaron los 3 puntos iniciales! Que conste que yo leo todos tus post y el amaranto no me sonaba!!!

    Me encantó también esa receta de quinoa!! Creo que tendremos que compartir más recetas, no?

    Cochayuyo por normalmente se come como ensalada (con mucho limón, cebollita y perejil) o también se puede 'camuflar' el saboar haciéndolo croquetas. Otra receta fácil es tostarlo en cubitos, luego molerlo y usarlo para condimentar ensaladas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sonia, pondremos en práctica esos consejitos :)

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post Ale, estoy de acuerdo en que debemos ser curiosos y estar en constante búsqueda de información para poder mejorar la salud de nuestra familia, me parece una muy buena idea que compartamos recetas :)
    Gracias por los link buenisimo

    ResponderEliminar
  4. Veo que la alimentación de tus niños es como la de los míos...muchos granos y semillas. El amaranto lo escuché de nuestro pediatra en el ultimo control, lo recomendó mucho! Con respecto a las algas, aqui en Chile preparan muchos platos en base a algas, la mas conocida llamada cochayuyo. Yo la corto en trocitos pequeños, se remoja toda la noche y a veces hasta la dejo hervir 2 veces ya que es de un sabor muy fuerte. A parte se cocinan todo tipo de verduras y se mezcla. Esa es la manera "sana" de preparar, sin nada frito. Por supuetso que hay recetas mas sabrosas...

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este tipo de post.
    Comparto la idea de que primero está la salud que el peso. Mi hija come todo el día cosas hechas casa, nada del super y mucha gente me dice, está flaquita y yo me digo a mis adentros... si supieran lo que come pero es su metabolismo.
    Gracias por la información que me enviaste :)
    Que rico intercambiar recetas!
    Los frijoles o porotos es algo que aquí se comen mucho ya sea los rojos, negros, blancos, rosados y son una buena fuente de proteína, mi hija los ama pero no en todo lado los comen.

    ResponderEliminar
  6. Pilar: buenos consejos, ya les contaré cuando al fin las prepare :) y Nancy y Ana, gracias también por los comentarios.
    También consumimos porotos y muchas otras cosas, sólo escribí aquí sobre los que son menos usuales.
    Tenemos que implementar esto de las recetas, ya voy a pensar cómo.

    ResponderEliminar