20/1/10

Texturas II




De nuestras vacaciones, otro motivo más de alegría: confirmar mejorías.




Los cambios en las posturas ya eran bien evidentes, casi no hubo sorpresas.




Respecto a los trastornos de integración sensorial, sobre los que ya he escrito, tenía muchas expectativas respecto al contacto inevitable con la arena. En nuestras anteriores vacaciones en la playa, hace dos años, cada vez que ponía a Salvador a jugar en la arena, lo hacía interponiendo un toallón entre sus juguetes y la arena, ya que le era evidente que el contacto con esta textura le molestaba y mucho.




Ahora, a pesar de que por momentos todavía su cara demuestra algo de desagrado, se animó a jugar más, a buscar caracolitos semi enterrados, a levantarla y volverla a tirar.




Para cualquiera, sería la reacción normal de cualquier niño en la playa. Para nosotros significa un gran progreso en lo sensorial, relacionado además con la alimentación, EL tema. Es claro que si uno no tolera el contacto con algunas texturas en el cuerpo y la piel, dificilmente acepte este tipo de texturas con la boca, primer órgano de reconocimiento del mundo. Difícilmente un niño que rechace texturas granulosas con las manos, se lleve un pancito o una galleta a la boca. ¿Se entiende por qué es tan importante?



videoVersión 1

videoVersión 2

Me avisaron que algunos no pueden ver el video, así que lo subí desde otra máquina. (Es el mismo)

3 comentarios:

  1. Explicacion facil!! MUY LINDO ESTA SALVADOR!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente Salvi!!!!! muy emocionante ver los videos y las fotos que rescatan esos momentos en la arena. Y muy cierto lo que dices de las texturas. Hace un tiempo me enteré de como ABR ayuda mucho en los trastornos sensoriales, maravilloso cierto?

    ResponderEliminar
  3. Espectacular Salvi, cada día mejor, me sorprenden tus avances realmente, y vaya que se notan, sigamos adelante entonces.
    cariños,

    ResponderEliminar