Un cuento para sus hijos

Esta mañana recibí un mail emocionante. No, de esos con fotos increíbles y frases impactantes no, sino de esos que te ponen las pilas y te llenan de ganas de hacer cosas.




















Lo mandan nuestros amigos Seba y Pata, papás de Candela y Lucía. Ellos explican muy bien el sentido de darle difusión a esto que cuentan, así que se los transcribo aquí:


















"De más está decir que muchos de ustedes al no ser padres lejos están de contarle o leerle un cuento a su hijo, pero tal vez tengan sobrinos, amiguitos, nietos o vayan a ser padres algún día, y de cualquier manera sirve para crecer como persona.










Nosotros somos los papás de Candela y pocas cosas son para ella como para el resto de los niños. Lucía, con siete meses, nos refleja la cantidad de cosas que hacen los niños sin esfuerzo alguno. Lucía no usa nada de nada, se sienta, se agarra de cualquier cosa, balbucea, come, traga, se baña sentada y mil etcéteras. Para Cande la historia es otra: usa un parche en un ojo 3 horas por día, debe trabajar su motricidad fina para ejercitar el ojo destapado, utiliza valvas para dormir y debe hacer ejercicios al acostarse y al levantarse todos los días. Estas valvas ahora las usará permanentemente, cuando se para con mucha dificultad debe usar un andador, tiene una válvula en su cabecita que debe proteger de golpes fuertes y usa audífonos.










Sus audífonos son casi más importantes que sus oídos, debemos controlar cada mañana las pilas, si suenan correctamente, si no producen ruido a fritanga, limpiarlos cada noche, desarmarlos y colocarlos en un tarrito para sacar la humedad que juntan durante el día. A la mañana siguiente, volver a armarlos, probarlos y colocárselos.










Ningún juguete de los muchísimos que le hemos comprado o le han regalado usa nada parecido. Ningún dibujito de la tele, entre personas o animales tiene algo como lo de ella. Ningún librito de cuentos cuenta algo de su historia.










Estamos por cambiarle los audífonos por unos que le ayudarán a escuchar más, a escuchar lo que se está perdiendo, y nos llena de alegría y esperanza, pero otra vez para ella, por ahora no son más que una herramienta, una importantísima herramienta.










En breve sus pares preguntarán sobre las cosas que usa Cande y cada familia responderá a estas consultas como le parezca más apropiado. Dar una respuesta correcta, que no genere miedo, que deje satisfecho al que pregunta servirá como base para mirarla a ella al resto de los niños y adultos con algún problema con menos temor.










De hecho esas charlas mínimas, pequeñas, son la base para crear conciencia en la sociedad de que las personas con discapacidad hacen tremendos esfuerzos para avanzar lentamente.










El mundo de todos los días, el más concreto, el de tu casa, tu trabajo, de tus amigos es un mundo al que vos podés ayudar a mejorar, sólo tenés que QUERER HACERLO.










Hoy te regalamos una dirección en la web para que le puedas leer otro cuento a ese pequeñito que tenés cerca, o tal vez al adulto que lo necesita. Es una opción más que se suma al Gato con botas, a Caperucita y a todas las hadas y princesas que encuentran a sus príncipes y comen perdices."








En el enlace a continuación pueden leer el cuento:







Oliver y sus audífonos








Lucía, Pata, Cande y Seba.


(Bueno, en realidad, si había una foto hermosa para ilustrar esto, no? ;)


























Espero que esto que escribieron nuestros amigos, nos sirva para pensar y difundir. Me parece importante que hagamos llegar este enlace a personas que no tienen contacto directo con la discapacidad, porque es allí donde se debe trabajar la inclusión. Los que "estamos en esto", ya lo conocemos, es bueno que los "de afuera" puedan disfrutar de un cuento así, para que puedan tomar con mayor naturalidad las diferencias, y, como dicen Pata y Seba, puedan crecer como personas. (¿Se acuerdan del post "Educación Inclusiva"?).





¿Alguien sabe de otros cuentos infantiles que reflejen historias de personas con discapacidad? Sería muy bueno que podamos reunir algunos!!!

Comentarios

  1. Me regalaron un libro precioso que contiene diferentes cuentos cortos, cada uno dirigido a un tema específico: Niño que duerme mal, hijo único, pérdida de un familiar querido... Y son cuentos que nos ayudan a los padres a tratar estos temas con nuestros pequeños a través de una entretenida historia.

    Obviamente, está el cuento "Me llamo Alicia" que narra la historia de una niña con discapacidad y cómo ella lleva una vida social activa a pesar de su discapacidad.

    El libro se llama "Cuentos para antes de ir a dormir" del Dr. Rduard Estivill y Montse Domenech.

    Se los recomiendo!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile