27/2/12

Año nuevo


No, usted no está leyendo un post atrasado, no hay ningún error informático, no ha sido direccionado al pasado.
Es que mañana comienzan las clases, y en muchos sentidos, comienza el año en serio. Empezamos el "ritmo real". Mañana aparece la fase más estricta de esta mamá que peleará por horarios de sueño, rehabilitación y juego; por cumplir las obligaciones de tareas; y se pondrá insoportable con lo que se come y a qué horas.
He tratado intensamente de no preocuparme de más por la nueva escuela de Salvi. Si se adaptará rápido o no, qué nivel de comunicación podremos lograr con sus nuevos maestros, si me adaptaré yo a que él haga esta nueva experiencia con mucha independencia, ya no tendré adentro de la escuela alquien que me cuente todo, como hacía el año pasado Ceci, nuestra fono. Voy a confiar en que esta fue la mejor elección, y una muy buena posibilidad, al menos para este momento puntual, y voy a estar esperanzada en ir descubriendo cuánto de bueno puedo ir observando de todo este nuevo proceso.
Y de Agustín, espero que tenga un buen año, que me cueste menos hacerle cumplir sus obligaciones, que disfrute y aprenda mucho.
¡Suerte para todos nosotros!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario