6/11/12

Proxemia hospitalaria

(U otra cara del irrespeto)
Proxemia es la palabra que se utiliza para definir las distancias entre las que las personas interactúan, y cómo varían estas de acuerdo al grado de conocimiento o intimidad que haya entre ellas, situaciones, entornos, culturas, etc. ´
Más allá de las variantes personales y las propias preferencias, se pueden distinguir entre distancia pública (más de 3 metros) como la de un orador a un grupo de personas; la social (de entre 1 a 3 metros) como la que mantenemos con gente poco conocida o de trato muy ocasional, la personal (desde unos 40 centímetros hasta algo más de un metro) que se da en el ámbito laboral, reuniones y fiestas; y la íntima, (menos de 40 centímetros) que se resguarda para los más conocidos, los afectos, la familia.
A que viene toda esta cháchara de charla típica de capacitación empresarial?
Ayer tuve que ir a la guardia del hospital. Salvi tiene una erupción (exantema viral, al menos por ahora). A eso de las cuatro de la tarde le ví toda una serie de manchitas como granitos por casi todo el cuerpo, sin otro síntoma. Como hacerlo ver por su pediatra me iba a llevar toda la tarde, decidí ir al hospital, para comenzar el tratamiento, si hubiera que hacerlo, cuanto antes. Resultó que la guardia estaba llena. Supongo que los casi 35ºC que hacían ayer (igual que hoy) tendrían mucho que ver. Terminado el trámite de los papeles, en un salón llenísimo de gente con un ventilador que parecía dibujado por el poco resultado que daba, nos instalamos a esperar en la guardia propiamente dicha. Un pasillo amplio, sin asientos donde se mezcla las guardias de pediatría y las de adultos.
Y acá viene a colación el temita de la distancia.
¿Cuál es la distancia adecuada para esperar en una guardia de hospital (o de cualquier consulta médica)?
¿Cómo se entiende que una mujer no pare de toser, sin un mínimo gesto de cubrirse la boca, paseando por todo el lugar? Quiero creer que está muy segura de que su tos es alérgica. Si la miro fijo quizá se de cuenta que nos pone mal a todos. Nada, la mujer sigue hablando con su celular, mientras tose. Mejor no la miro más, quizá hasta me parezca que tiene los ojos afiebrados.
¿Y esta otra mujer, que tiene un niño en brazos, y el niño a su vez, tiene un termómetro bajo el suyo? ¿por qué está a menos de 50 centímetros de mí???? yo entiendo que quiera que la atiendan rápido, pero ya se acercó a la puerta y le dijeron que espere su turno, el cual le toca unos tres o cuatro después de nosotros. El lugar no es gigantesco, pero hay espacio para correrse y no respirarnos encima!!!
La enfermera que sale del ascensor, acompañando un camillero que acaban de dejar un paciente en quirófano, amorosamente le dedica un cariñito a Salvi...hay necesidad de tocarlo?? Con una sonrisa bastaba. Esa mano simpática, qué tocó antes? Qué va a ir a tocar después? Notaron que estoy en la guardia?? Creen que no tenía algo más divertido que hacer esta tarde? Qué saben ellos qué tiene mi hijo? Una varicela o una rubeola, una simple indigestión viral, llevada por ese toque a un bebé con bajas defensas, a una embarazada sentada allí cerca, cuánto daño pueden hacer?
No me considero paranoica, no soy obsesiva con la limpieza. Conozco amigas muy, muy pulcras y detallistas con sus hijos, y no estoy en esa categoría. Aún cuando hubo una etapa de cuidados muy extremos con Salvi, poco a poco esto se fue relajando, y trato de que disfrute de todo, de tocar las cosas al aire libre, el contacto con los compañeros en la escuela, con otros niños en un cumpleaños o en una salida...pero en el hospital!!! Creo que alguien tendría que estudiar el tema de la proxemia en las consultas.
Ya me veo, si no, pegando carteles con recomendaciones en este tipo de lugares, como un anexo de Mi Campaña.
(Me estaré convirtiendo en la "loca de los carteles"??)
PD: a todo esto la erupción sigue igual hoy. No hay fiebre, ni desgano, ni falta de apetito, tampoco picazón ni molestia.

4 comentarios:

  1. Hola Ale, desde hace mucho tiempo leo tu blog y nunca comente. Pero bueno siempre hay una 1ra vez! ja me encantaria ver algunos de tus carteles en algunas guardias. Y por lo menos yo opino como vos, la verdad tanto por hacer y que nadie se haga responsable de nada. En este caso ni los medicos ni las personas que puedan padecer alguna enfermedad contagiosa. Los otros dias me paso lo mismo en un sanatorio de Tucuman, mas de una persona tosia en un pasillo donde eramos mas de 15 personas esperando que nos dieran un turno. Yo opte por irme, por el miedo que me daba salir de ese pasillo con una enfermedad respiratoria! si aunque sea hubiese habido un cartel... Besos para toda la family de Cecilia de Bs As

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Cecilia!!! no sólo por tu comentario, sino por leernos. Aunque muchas veces he dicho que escribo porque me gusta hacerlo, sin importar mucho si hay alguien del otro lado o no, el hecho de saber que alguien se interesa, y además se toma la molestia de escribir a su vez un comentario, es gratificante.
    Un gran abrazo, estamos en contacto.

    ResponderEliminar
  3. Hola Ale! pocas veces he entrado atu blog pero con tus cartelitos te pareces a mi...jejejjeje.sabés q soy de Bahía Blanca y aca se atestan mal las guiardias también, ni que hablard e los publicos!pero bueno, soy enfermera y algunas cosas las piloteo mejor, por ejemplo siempre ando con alcohol en gel de bolsillo, cuando trabajo en la ambulancia se lo ofrezco a mis compañeros, porq cero cuidado tanto chofer como medico.mi objetivo fijo es en una enferemria en una palnta industrial asi q no me preocupo tanto ya q la limpieza es de primera con el servicio q hay y en el escritorio tenemos alchool en spray ademas de en gel donde esta la bacha y liquido en carro de curaciones de ambos consukltorios y siempre ventilamos. Volviendo a la guardia, yo hace mas de un año q no trabajo en hospitales, pero cada vez q debo llevar a mi hija trato de manejar los horarios...luego del mediodia y hasta antes de las 5 d ela tarde es cuando menos gente hay, incluso para pediatria a veces nadie, y a la mañana temprano hasta 10.30 asi q trato de manejar esos horarios para aprovechar el tiempo y no enfrentarme a estas situaciones que mencionas, claro q si realmente es una muy urgencia como hace unos años apso q se realizo un corte enn la cabeza al perder siu equilibrio y dar con el zocalo, ahi no importa horario!en el privado te hacen pasar enseguida, y depende quien este si se acuerda q trabaje hasta no me apura con la orden aunq si con los datos y luego mas tranqui se la doy.Cuando no es emergencia (hemorragia, desvanecimiento, traumatismo o trauma de craneo cortes, etc.) y decido acudir a una guardia hago eso_: elijo el horario mas apropiado (fiebre, erupciones, vómitos) cuando se q no la puede atender de inmediato su pediatra.
    Por cierto estoy decidida a empezar con ABR para mi gorda, pero lastima q me limita el dinero, espero poder conseguirlo aunq sea durante el verano porq me han animado mucho los testimonios que he leido.
    Cariños,Mirta

    ResponderEliminar
  4. huy! que mal he escrito!Eso por no releer perdon!

    ResponderEliminar