20/12/08

Convulsión afebril

Qué decir? Todavía estamos acostumbrándonos a la idea. El jueves a la madrugada el enano hizo por primera vez una convulsión. Fue muy suave, si no hubiéramos estado prevenidos de que ésto le podía pasar a él, y de que no todas las convulsiones son violentos sacudones, quizá no lo hubiéramos notado. Si él no hubiera estado durmiendo en mi cama... qué se yo qué podría haber pasado. Por suerte no estaba dormida, pude reaccionar rápido, y en menos de 10 minutos la convulsión ya estaba controlada en el hospital.
Ahora se abre un camino largo, descubrir por qué fue, hacer algunos estudios, para tener un panorama más claro. Es sencillo decir que estaba dentro de las posibilidades. Es por eso que hace 1 año y medio que está tomando una medicación para prevenirlo. La primer opción es pensar que la dosis estaba un poco baja, y ahora ya la hemos subido. Lo ideal sería que ésto fuera todo. Si no es así, y vuelve a repetirse el episodio, habrá que pensar en cambiar la medicación o agregar otra, ajustar dosis, etc.
Supongo que lo más feo de ésto es la incertidumbre, no saber qué puede pasar, cuándo, con quién va a estar él si pasa algo. Ya estamos habituados a la realidad de Salvi, hasta ésto. Sabemos lo mal que ha estado, las consecuencias que ésto tuvo en él. Pero remar desde una discapacidad es siempre remar hacia adelante, para tratar de mejorar en todos los sentidos, y siempre algo se va logrando. En cambio con ésto, es más difícil tener el control en nuestras manos, es no saber qué esperar. Es difícil planear cosas, sin saber si se van a arruinar los proyectos (vacaciones, fiestas, salidas) por una crisis. Por otro lado, todos los seres estamos supeditados a que nuestras vidas cambien en un segundo, muchas veces sin poder hacer nada por evitarlo, así que una enfermedad así no hace más que recordarnos ésta vulnerabilidad para no dejar de hacer nada, y aprovechar al máximo cada momento, disfrutando los días como se presenten.
No tenemos más que palabras de agradecimiento para los que atendieron tan bien a Salvi en el hospital, y para los que colaboraron de una u otra forma para que ésto pasara lo más rápido posible y la internación no durara más de 24 horas. A nuestra familia y amigos, el mismo GRACIAS de siempre, por estar ahí, de diferentes formas.
Es una alegría enorme poder tener de vuelta al enano haciendo lo de siempre, riéndose con los dibujitos, haciendo pis en el baño, comiendo con gusto, durmiendo una hermosa siesta.
Espero que los demás también retornemos así de rápido a la rutina.

5 comentarios:

  1. Pucha, Ale, lamento enormemente que hayan pasado por esto y que tengan que recorrer este otro camino. Comparto que es muy distinto al de la discapacidad física y en muchos sentidos más difícil.

    Ánimo, intenten pensar más en el mejor de los escenarios que en el más terrible. Un abrazo enorme, sé lo difícil que es lo que están pasando en estos momentos. Pero no están solos y mejor aun, Salvi está bien. Si podemos ayudar en cualquier cosa, pega el grito. Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sonia: gracias como siempre. No dudes que te haré un montón de preguntas, cuando calme un poco mi cabeza.
    Gracias por tu apoyo.

    ResponderEliminar
  3. Espero ya esté todo mas tranquilo, recién me acabo de enterar, pero ya vez lo que dice M.T. tomalo con calma. es dificilícimo, peo mas vale así, que a la desesperada ir también nosotras a no estar bien para ayudarles con la cabeza fria, cual es el mejor de las soliciones para cada cosa.
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Ale... me alegra que ya estén en casa y con todo encaminado...
    Comprendo perfectamente de lo que hablás... las convulsiones generan absoluta incertidumbre, llevamos las de Valen ya muy controladas y sin embargo aún no me animo a alejarme demasiado de Bs As para salir de vacaciones... recién ahora comienzo a sentirme un poco más segura.
    Se que lo vamos a lograr!!!!
    Nuestros hijos merecen que venzamos los miedos y sigamos adelante!!!!!!!
    Un abrazo fuerte y felices fiestas!!!
    Fabi, de Construyendo Caminos (no se por qué. pero me resulta dificil identificarme con mi cuenta, por éso elijo "Anónimo")

    ResponderEliminar
  5. Alejandra, que puedo decir, solo que te comprendo pues nosotros tambien pasamos por eso en un periodo, cuesta vivir con el temor y la incertidumbre, pero cada dia que pasa te hara más fuerte. Nosotros hoy llevamos 2 meses sin medicamentos anticonvulsivantes (después de tomarlos 4 años) y aún me da miedo que vuelvan las convulsiones, se que ha medida que crecen sus cerebros van madurando y su actividad epileptica disminuye, pero el fantasma de las crisis siempre esta presente.
    Mucha fuerza y seguir luchando por este pequeño hermoso.

    Cariños Irene. (mama de naranjito)

    ResponderEliminar