La intensa semana pasada

Tantas cosas había que hacer durante la semana pasada, que hice una agenda con anotaciones tan anodinas como "Agus 2$" bajo la columna del día viernes. Pero es que era imposible acordarse de todo de memoria, así que anoté todo (bueno, ya saben que me encantan las listas ;)
19. El lunes empezaba sencillito, sólo Agustín tenía que llevar algunos materiales especiales a la escuela, y yo un turno en el dentista.
20. El martes ya era otra cosa. Agustín tenia la mañana libre, Salvi horario normal en el jardín, pero a las 9:30 teníamos entrevista con el equipo psicopedagógico. Sólo pudo ir Rubén (con Agus), últimamente yo he tenido que pedir varios permisos laborales, asi que esto, ni siquiera lo mencioné. La conclusión de esta reunión es que estamos en condiciones de buscar una escuela para Salvi a partir del año que viene. Y por mucho que apoye la educación inclusiva, en escuelas comunes, entiendo perfectamente que eso no es lo que él necesita hoy, así que la búsqueda se dirige a una escuela especial, con algunas recomendadas ya en vista. No habrá novedades respecto a esto hasta dentro de unos meses, más adelante les seguiré contando. Aunque me da mucha pena dejar este jardín que es tan importante para nosotros, entiendo también la importancia de dar este paso adelante.
Más tarde, este mismo día, en la escuela de Agustín celebramos la renovación de las promesas bautismales, una ceremonia muy linda, una buena ocasión para recordar aquellos votos que hicimos cuando Agus era un bebé, y para que él, ahora, pueda ir comprendiendo mejor y adhiriendo a esas intenciones. De vez en cuando es lindo alejarse por un rato del ritmo de las ocupaciones, el trabajo y las actividades diarias, para compartir en familia un momento de espiritualidad. 


21. El miércoles, día de la primavera,mis brillantes estudiantes no tuvieron clases. Agustín partió a la casa de un compañerito, a pasar un día de pic-nic. Salvi fue a lo de la abuela en la mañana, y en la tarde hizo vida normal: ABR y fono.
22. El jueves Salvi entró más temprano al jardín, desde donde los llevaron a pasar la mañana a una granja. Nuevamente no pude ser de la partida, pero me parece que también esto es una señal de sus logros en integración con sus maestras y compañeros y su independencia de nosotros: ya puede hacer salidas de escolar, sin mamá, papá ni abuela, y bien feliz que estuvo.

23. Y llegó, por fin, el viernes. Aunque había un par de cositas más, sin duda, toda la atención estaba en una audiencia que teníamos fijada en la mañana, en un juzgado, con nuestra obra social. De esta reunión resultó un acuerdo para que esta obra social se haga cargo de una parte importante de la cobertura de ABR, la terapia de rehabilitación que hace poco menos de tres años que estamos aplicando en Salvador, con excelentes resultados. Fue muy positivo conocer gente muy capaz, muy profesional, pero sobre todo muy humana, como nuestra abogada, que luchó por esto, sin conocer personalmente a Salvador, como si lo hiciera por uno de sus hijos. Es hermoso ver cuando la gente trabaja con tanta vocación y amor por su profesión.
Ha sido tan importante este logro para nosotros, el saber que ya podemos estar tranquilos en que lo vamos a poder seguir haciendo, brindándole a nuestro hijo lo que necesita, saber que no se lo estaremos negando, y menos por motivos económicos, significa mucha paz, mucha esperanza y mucho entusiasmo para seguir. 
¿Se entiende ahora por qué el viernes a las nueve de la noche, no tenía fuerzas ni para cenar, y lo único que quería era dormir, dormir, dormir????

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile