15/1/09

Corazón partío

Aclaro que ni siquiera me gusta la famosa canción del título, pero es así como me siento.
Por un lado toda la expectativa de nuestro primer entrenamiento en ABR. Los preparativos del viaje, la organización, los mil detalles a tener en cuenta. Qué hay que llevar, qué cosas nos serán necesarias para el viaje, para la estadía, para el entrenamiento. La ropa de todos. Todo el archivo previo (estoy en "mamá documentalista" registrando todo el ANTES de Salvi, qué hace y cómo lo hace, fotos, videos, y anotaciones).
Gracias a la amabilidad de siempre de Mariela y Chachi, la estadía allá no es un problema (Gracias de corazón), pero igual no quiero olvidarme de nada que me pueda hacer falta.
Es un poco estresante, pero con mucha alegría. Tenemos una visión muy positiva para este tratamiento, lo encaramos plenamente convencidos de que será excelente para Salvi, estamos felices de poder hacerlo.
También somos un poco conejillos de Indias para toda la región donde vivimos, nadie de nuestra provincia, ni de las cercanas ha hecho nunca ABR. Nadie de nuestra misma obra social lo ha intentado. Pocas, poquísimas familias, saben de la existencia siquiera de ésta terapia. Una razón más para tener bien alta nuestra motivación: que el día de mañana ésto sirva a otro chico como Salvi, si Dios quiere, a muchos más.

Todo esto, muy lindo. Por otro lado, lo que me tiene con el estómago hecho un nudo. Tengo que separarme de Agus por primera vez en su vida por unos días.
Y no es que piense que él va a estar mal, todo lo contrario. Va a estar con mi mamá, para quien Agus es la luna y el sol. Estará mejor cuidado que si estuviera conmigo, en ese sentido me voy absolutamente sin preocupaciones. Mi mamá lo conoce tanto como yo, lo mimosea, juega, se desvive por él. Con mis padres está acostumbrado a pleno, tienen sus propias tradiciones, juegos a los que sólo juega en su casa, comidas especiales que sólo las hacen sus abuelos, sus horarios. Tiene planeadas actividades con otros familiares, cumpleaños con amigos, juntadas, pileteadas.
Sé que va a estar bien, muy bien.
Pero, UGHHH!!!!!
Cuesta.

3 comentarios:

  1. Siempre cuesta separarse de los hijos, aunque sepamos que están bien cuidados y muy queridos... pero también es sano! Y es maravilloso contar con alguien de tanta confianza con quien dejarlos.
    Todo va a salir bien!!!!!
    Espero poder verlos!
    No te olvides algo contra los mosquitos!!!!
    Besos
    Fabi

    ResponderEliminar
  2. Pienso que el fondo a pesar de ser difícil, es a veces bueno para ambos, a mi me dicen que debería cortar el cordón umbilicar de una vez, jamás me fui sin ella a ningun lugar.

    Otra cosa: Yo no llevo documentos de antes de la niña, ni informes médicos, te lo pidieron a ti??, que mas. A nosotros solo unas toallas grandes para la camilla y otra para la cabeza, nada mas!. ¿Te han dicho que puedes grabarles algo de lo que hacen o dicen?. Si no quieres responderme por aqui ya sabes mi correo.. besitos
    k.encova@hotmail.com
    Buen viaje!....que dias te tocan??

    ResponderEliminar
  3. PARAAYUDARATOMAS.BLOGSPOT.COM15 de enero de 2009, 15:07

    Todo por Salvi y con mucha fe!!! TODO SALDRA SUPER BIEN!!

    ResponderEliminar