28/2/09

Agustin

A sugerencia de una amiga voy a inaugurar una etiqueta para clasificar las cosas que escribo de Agustin. Muchas veces queda relegado en las charlas, en los horarios, en las cosas cotidianas, por la atención que genera Salvi y sus cosas. Siempre tratamos de que tenga su propio espacio con cada uno de nosotros, sus actividades especiales, sus amigos personales, su tiempo para él, aunque a veces sea muy difícil de lograr. En este tipo de entradas voy a tratar de contar cosas sólo de él. Voy a intentar no ser una mamá pesada contando lo maravilloso, inteligente y hermoso que es su niño mayor (y sí que lo es!!!). Simplemente voy a hablar de sus cosas de todos los días, seguramente esas cosas que él dice y que no sabemos de dónde puede llegar a sacarlas y nos matan de risa... y muchas veces nos dejan pensando mucho.


Todavía es muy chico y no tiene un perfil definido como otros chicos que desde muy pequeñitos ya todos dicen "va a ser deportista, o cantante o lo que sea". Agus un día es un científico loco haciendo experimentos, y al siguiente "pinta" dibujos muy creativos en la compu, al otro se la pasa hablando de dinosaurios, mientras me ayuda a cocinar, haciendo increíbles aportes.


Quizá lo que más lo define hasta ahora es su forma de hablar. Desde muy chiquito nos asombró esta característica, ya que nosotros no somos grandes charlatanes. Antes del año tenía un vocabulario bastante amplio comparado con otros de su edad, y lo más gracioso es que hablaba con claridad, pronunciando bien. Para dar una idea de cómo se le entendía lo que decía, al año y medio nos dijo que quería invitar a sus dos amigos más queridos del jardín a comer pizza en casa. Después del PLOP! inicial, corrimos a invitar a los papás de éstos chicos, y así comenzamos con una historia de amistad que dura hasta hoy. Aunque ya todos van a diferentes escuelas, cuando se ven para los cumpleaños, se abrazan interminablemente, y siempre se recuerdan, y todo por él, un enano que todavía usaba pañales.


Hoy ya con cinco años y medio nos sigue dejando con la boca abierta cuando empieza con sus discursos, y sobre la marcha, va improvisando explicaciones para las cosas del mundo, de la vida, de la ciencia, y encuentra razones llenas de lógica para todo!!!


Es el mejor hermano mayor que se pueda desear, siempre pendiente de su hermanito, cariñoso, protector, estimulante y divertido. Aunque no se quede un segundo callado, él es el primero en silenciar a los demás a la siesta "porque la mami le está haciendo los abeerre al Salvi". Según él, es mucho más importante que Salvi aprenda a hablar que a caminar, porque así nos va a poder decir de qué equipo de fútbol es, y pedir perdón por haberle roto su avión de papel.


Salvi lo adora, le dedica a Agus sus mejores carcajadas, le encanta tirarle el pelo. Cuando están los dos sobre la cama es cuando Salvi más se mueve, tratando de alcanzarlo, y es hermoso verlos dormir juntos, los dos en las mismas posturas, parecen gemelos. No por casualidad, la primer palabra de Salvi fue "AGU", y lamentablemente no pude subir un videíto que tengo con ésto grabado. Caprichos de la informática...


2 comentarios:

  1. Esto a sido genial, que bueno es este AGUSTIN, MADRE MIA!!!, Y me encanta eso que es mejor lo de hablar que caminar. SI a lo mejor y tiene toda la razon!!!, PRECIOSO y fabubloso ese hijo tuyo, me encanta esta etiqueta. BESITOS

    ResponderEliminar
  2. AY, me encantó!!!! Definitivamente el mejor hermano mayor posible! Y lo encuentro muy sabio, yo también encuentro más importante hablar que caminar ;)

    Un abrazo a los cuatro!

    ResponderEliminar