29/5/09

Salvi hizo otra convulsión


Así es, lamentablemente. Fue ésta mañana, temprano, y bastante parecida a la primera vez: corta, suave. Después tuvo algunos vómitos de flema. Le tocó esta vez a mi marido, estando solo con los dos chicos, Agus durmiendo. Él actuó rápido y bien, lo pudo controlar, y pasó tan rápido que cuando yo llegué, ya había pasado y Salvi estaba dormido. Esto nos dio tiempo de tranquilizarnos, y organizarnos, y como no pudimos ubicar al neurólogo, fuimos al hospital. Allí, gracias a Dios, primó la sensatez y en lugar de internarlo, y viendo que la crisis estaba superada, la doctora de guardia decidió intentar que lo viese alguien en neurología con el fin de ajustar la dosis del anticonvulsivo que toma y que pudiéramos volver rápido a casa. (Tengo que agradecer una vez más a nuestro pediatra, que casualmente hacía hoy la guardia en neonatología, y siempre ayuda tener a alguien que facilita las cosas desde dentro del hospital).
Si tengo que definir esto, tengo que usar una palabrita que quizá no suene muy bien, pero lo define perfectamente. Esto es un embole.
Es un embole, ya que me estaba gustando la idea que quizá la otra convulsión, la anterior, no había sido tal, que nos había parecido. Sé perfectamente que es un niño con antecedentes que incluyen la epilepsia como posibilidad, pero me hubiera gustado zafar de esto. No es así, y no nos queda otra que seguir en la lucha y buscar la manera de tener todo lo más controlado posible. Cuántos hay que conviven con la epilepsia y encuentran aquello que los ayuda a controlar cantidad o intensidad, medicinas, alimentación, alternativas. Como dijo nuestro pediatra: "Ustedes se han adaptado a tantas
cosas, que llegará el momento en que también esto lo tengan absolutamente controlado". (Así sea, Fabián, así sea).
Hoy, después de esto el día estuvo tranquilo. Salvi durmió mucho, almorzó poco, pero después de la siesta se levantó sonriente y conversador, comió bien la merienda, se rió con los dibujos, jugó, hicimos nuestras tres horas de ABR. Las fotos son de esta tarde, para que vean que está tan bonito como siempre.

6 comentarios:

  1. Ale, está tan bonito como siempre y seguro que también más.

    Me alegra mucho que haya sido un episodio muy breve y solo puedo desearles que no se repita nunca más!!! Un abrazo fuerte a Salvador y a ustedes.

    ResponderEliminar
  2. Ale!!!!!!!!!! Cuánto lamento que hayan tenido que pasar por esa situación!!!!!
    La verdad es que te comprendo perfectamente... hemos pasado por varios episodios de convulsiones, que por suerte quedaron atrás, y solo deseo éso: que queden atrás!!!!!!
    Te mando un beso grande!!!!!!!!
    Gracias por compartir las fotos de Salvi, está precioso!!!!!!!!
    Fabi

    ResponderEliminar
  3. No se qué pasó con el comentario anterior que te dejé... bueh! cosas de la tecnología!
    Ale!!! te decía que lamento muchísimo que hayan pasado por este momento!!!!!!!!
    Te entiendo porque nosotros pasamos por varios momentos similares y deseamos cada día que realmente hayan quedado atrás!!!
    Gracias por compartir las fotos de Salvi! está precioso!!!!!
    Te mando un beso grande!!!!
    Fabi

    ResponderEliminar
  4. Lo siento mucho Ale. Pero bueno, tu sabras como ganar esta otra partida también. Estoy segura. Animos amiga!

    ResponderEliminar
  5. :(...como dice Fabi, esperemos que ya queden atrás!!

    Un apapacho para tus enanos..

    ResponderEliminar
  6. Pucha que penita que pasen por esto, yo los entiendo perfectamente pues tambien tuvimos una etapa complicada con Ivan cuando era mas chiquito. Pero mucha fuerza y paciencia.
    Las fotos estan preciosas, bueno Salvi esta lindisimo y muy grande.
    Saludos.
    Irene

    ResponderEliminar