En bancarrota

Noooo, por suerte no somos nosotros.....
sino el pobre del Ratón Pérez, a quien Agus no le da tregua con sus dientes que se caen sin parar. Será que ya no me acuerdo como fue la cosa cuando yo era chica, pero ahora llevamos 6 dientes en 8 meses. A este paso su boca es puro agujero, parece un viejito y no se deja sacar fotos. (En algún momento lo pesco desprevenido y le saco una, prometan no decir nada)


Comentarios

  1. Esa es una tradición bien bonita, mis otros dos hijos eran felices cuando un diente había que sacarlo porque esperaban con alegría a ese ratón perez. UN abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile