En estos días

En estos días se conmemoró el "Día del Prematuro". Muchas mamás de blogs amigos contaron su experiencia personal en apoyo a la campaña para crear conciencia sobre los nacimientos prematuros. Lo viví con algo de angustia (todavía!!!!) y no escribí sobre el tema. Tampoco leí demasiado de estos testimonios, sólo muy a vuelo de pájaro, sin detenerme. Espero que para todas estas madres les haya servido como descarga compartir sus recuerdos y emociones. No siento que me sirva a mí estar volviendo a recordar algo que fue tan duro, tan doloroso y difícil, pero tampoco creo que sirva para crear conciencia rememorar la etapa más tremenda de mi vida. Sí creo que hay que luchar por los prematuros, pero no siento que yo pueda aportar algo a esta lucha. Me anoto en lo que se pueda hacer a futuro con nuestros prematuritos, en encontrar las mejores opciones para su rehabilitación, en investigar para tener la madurez y el conocimiento necesario para tomar las mejores decisiones.

Pero, uno propone y Dios dispone. Estuve toda la semana esquivando los recuerdos y sucede que en estos días tuve que volver a recordar esa etapa por otro motivo. Como muchos sabrán en nuestra provincia se encuentra una celebridad popular de nuestro país, recibiendo un trasplante de corazón y pulmón, en el mismo hospital y del mismo cardiocirujano que operó a Salvador cuando tenía dos meses de vida. . .Curiosamente, la cirujía cardíaca, que suena tan aterrorizante, para nosotros fue, por un lado, la gota que colmó el vaso, después de dos meses tropezando de una complicación a otra, pero fue la última luz de esperanza que se encendió y la que finalmente marcó el comienzo de la recuperación. Seguramente para este cirujano, operar exitosamente a un niño en las condiciones de Salvi, habrá significado un hito más en su brillante carrera y habrá podido enorgullecerse de su hazaña, pero también es cierto que nadie más se hubiera animado a llevarla a cabo. Para nosotros simplemente fue la diferencia entre la vida y la muerte, así de sencillo. Si bien es cierto que nos avisaron que someterlo a la operación entrañaba riesgos altísimos, sin ella no tenía posibilidades. Tan solo una semana después, dejaba de usar el respirador, comezaba a subir de peso (sí, todavía pesaba un kilo!), sus pulmones dejaban atrás la neumonía, etc, etc, nos animábamos a esperanzarnos...

Esta vez ya no lo pude evitar, está en todas las conversaciones, en los diarios, la radio, en la tele. Pero no lo viví angustiosamente, más que nada porque me remitía solo a la operación, que como ya expliqué fue el principio de la mejoría. Y además porque al estar el tema tan instalado en todos los ámbitos, todo el mundo opina, habla y saca conclusiones. De repente todos son expertos, en corazones, transplantes, transfusiones, control de prensa, desvío de tránsito, todos los temas posibles son debatidos a muerte por "opinólogos" de ocasión, y eso siempre me causa muchísima gracia, y, como siempre, me callo ante enormes pavadas y me río por dentro. Los argentinos somos taaan afectos a tener un conocimiento profundo de absolutamente todos los temas, que ya sería hora de que tuviéramos un país a la medida de tremenda sabiduría.

Bajando de la nube podemos ver que en el país no inventado, hace meses que hay un expediente parado en la Dirección de Escuelas Provincial, donde se solicita se incluya en el presupuesto, el sueldo de dos maestras (paupérrimo) para habilitar una salita más en el jardín inclusivo donde queremos mandar a Salvador. Después de miles de excusas, que suenan mucho a desidia, aparentemente la causa es la falta de fondos, los cuales sin embargo se dilapidan alegremente en eventos sin sentido.

En el país no inventado nuestra obra social pública nos niega la cobertura de ABR, por el simple hecho de no conocer éste método y que, cuando en su momento ofrecimos a los profesionales de la obra social que nos acompañaran a un entrenamiento, nos contestaron que no, porque "en enero todos quieren estar de vacaciones".
Que ni siquiera lo ven desde el lado económico, comprendiendo que los niños con parálisis cerebral que hacen ABR se enferman menos, necesitan menos especialistas, menos aparatología, complejización o internaciones a futuro. Y que aunque ellos simplemente vean este lado económico, lo importante, y en lo que realmente deberían fijarse, es que representa para los niños (o jóvenes o adultos) que lo aplican una mejoría rotunda en la calidad de su vida y la de su grupo familiar impensables con otros métodos de rehabilitación.

Comentarios

  1. Muy bueno Ale!!! increiblemente maravilloso! De verdad comparti con vos esto de...DEBERIAMO TENER UN PAIS A LA ALTURA DE LA SABIDURIA DE CADA UNO DE LOS OPINOLOGOS....jajjaja seriamos una potencia mundial, pero lamentablemente aca TODOS SABEN PERO NINGUNO HACE....a mi me pasa lo mismo que a vos con los recuerdos aunque Tomy no fue prematuro y a pesar de que la gran parte de las heridas ya estan cerradas, muchas veces trato de esquivar eu hecho de revolver el pasado, creo que hay que aprender eso y seguir siempre mirando hacia adelante, por nosotros y por nuestros hijos. Te mando un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  2. sinceramente te felicito por tus palabras, yo quise recordar lo que pase con patricio,como un testimonio de que se puede salir,para que ayude a alguien sinceramente ese recuerdo me hace pensar en todo lo que pasamos y nos entristese mucho, que casualidad esa celebridad popular de la que hablas es mi idolo,y vive a 20 cuadras de casa. con respecto a abr,que injusto que no lo consideren en las obras sociales, yo mande muchas cartas al ministerio de salud, y tambien a la fundacion del bco pcia que la presidenta es la señora del gobernador,para que incluyan abr como una terapia fundamental,cuando necesite testimonios ,quiero juntar muchisimos y formar un expediente en nacion, creo que juntos podremos, espero contar con el tuyo, un beso silvia

    ResponderEliminar
  3. Gracias Vale!!! Qué bueno saber que hay otros que piensan igual.
    Y Silvia, contá conmigo, seguramente si nos unimos tendremos más fueza.

    ResponderEliminar
  4. Alejandra;

    Que Dios te bendiga por tanto esfuerzo por tanta lucha, que llene de bendiciones y de salud a tus hijos.

    Son una gran familia, que ha pasado por momentos de prueba muy duros.

    Felicidades por esos dos precioso hijos que tienes.

    Georgina.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile