De vacaciones

¡Siiii!!! Finalmente llegaron las vacaciones. No veía la hora, esta primera parte del año, sobre todo estos dos o tres meses se hicieron muy cuesta arriba. No me acuerdo de haberme sentido tan cansada y estresada, sintiendo que no alcanzaba a hacer todo lo que debía, durmiendo cada vez menos, y quedandome dormida, de puro agotada, cosa muy, muy rara.
Pero ahora ya al fin, mañana no pondré el despertador.
Por supuesto, como siempre, aunque no quiera, ésta última semana empezaron a aparecer en mi cabeza, como las notitas amarillas (Post It), -Hacer esto, -Hacer lo otro, etc. , pero (aparte de ordenar placares) son todas cosas que me gustan, y que voy a hacer con placer.
Entre ellas van a haber algunas cosas para el blog, cosas que tengo para escribir y compartir desde hace tiempo, y no he podido, ojalá pueda ahora. Espero poder leer también más tranquila, hasta la lectura de los blogs de amigos tengo atrasada.
Los últimos días además parece que toda la actividad de toda la familia estaba intensificada. Agustín trajo su primera libreta de calificaciones (disculpen, pero la baba no me permite ser objetiva): EXCELENTE!!! y estamos muy felices de que se haya adaptado muy bien a su primer grado, con días más intensos que otros, pero con buen pronóstico general. Además, como siempre mi hijo, no se limita en su formación está terminando un curso sobre el origen de la vida en la tierra, geología, dinosaurios, investigación científica, etc.
El jardín de Salvi me tiene más que feliz. Realmente cada día agradezco haberlo encontrado, él está increíble allí, ya no hay ni queja mínima al llegar, está contentísimo, integrado por completo, come muchísimo!!!! GRAN SORPRESA para mí. El super temón de la comida, de las texturas y de la persona que lo alimenta, que tantísimo me preocupa. Los primeros tiempos en el jardín, comía poquísimo, y yo me torturaba mentalmente pensando que lo que ganábamos en sociabilización y estimulación, lo perdíamos en peso. Hoy en día, el señorito acepta de manos de la fono o de la maestra, por ejemplo, un yogur grande con una magdalena, pedacitos de bizcochuelo y tres galletitas como merienda de la mañana!!!(luego de haber desayunado en casa). No quiero decir nada, pero está subiendo de peso de una manera nunca vista.
Su interacción con los compañeros es muy, muy gratificante. Pudimos verlo hace unos días cuando se presentó la bandera que hicimos todas las familias por pedacitos para celebrar el bicentenario. Ese día nos invitaron a todos a compartir un pequeño desfile patrio, con chocolate y golosinas y vimos la alegría y el cariño de sus amiguitos al saludarlo, y la felicidad de él al encontrarlos.
Casi me da pena que empiece las vacaciones cuando está tan contento, pero también viene bien, justo ahora que llegó el frío en serio, estar un poco más tranquilos en casa, saliendo a hacer lo que tengamos ganas, a la hora que se nos ocurra, sin obligaciones.
La bandera de todos.

Comentarios

  1. Super Ale,
    Que disfruten muchísimo de sus vacaciones, seguro muy merecidas, así que a aprovechar al máximo...
    Muchos cariños a los niños, especialmente a nuestro Salvi, y no te preocupes por él, de seguro volverá con más energías a su jardín a compartir con sus nuevos amiguitos...
    Un enorme saludo para ustedes y a disfrutar nada más de sus días de vacaciones,
    cariños,
    Mabel ( Flo envia besitos )

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pañales ecológicos. Informe 1

Evaluación con Leonid Blyum

ABR en Chile